File is not found

Alucinógenos

¿Qué son?

Los alucinógenos, o "drogas psicodélicas", son sustancias que alteran el estado de conciencia y producen distintos tipos de alucinaciones.

Las principales clases de alucinógenos son la dietilamida del ácido lisérgico (LSD), la fenciclidina (PCP), las anfetaminas alucinógenas, la mescalina y los hongos del género Psilocybe.

LSD - Dietilamida del ácido lisérgico

Photo: U.S. Drug Enforcement Agency

¿Qué es?

La LSD es una droga semisintética obtenida del ácido lisérgico, sustancia presente en un hongo que crece en el centeno y otros cereales.

La LSD, llamada comúnmente "ácido", es uno de los alucinógenos más potentes. Se suele vender en la calle en forma de pequeños cuadrados de papel secante con gotas que lo contienen, pero también en forma de tabletas o cápsulas u, ocasionalmente, en forma líquida. Es una sustancia incolora e inodora de sabor ligeramente amargo.

¿Cómo se consume?

Por lo general se ingiere.

¿Cuáles son sus efectos?

El consumo de LSD desencadena marcados cambios en el pensamiento, el ánimo y los sentidos, además de sentimientos de empatía y sociabilidad. Sin embargo, los efectos exactos varían según el estado mental del consumidor y el entorno en que se encuentre.

¿Cuáles son los riesgos del consumo de LSD?

A corto plazo, produce delirio y distorsión de la percepción. Altera la perspectiva geométrica y la noción del tiempo y agudiza la percepción de colores y sonidos y el sentido del tacto.

Algunos consumidores se ven invadidos de pensamientos y sentimientos aterradores intensos como el miedo a perder el control de sí mismos, a la locura y a la muerte, así como de sensaciones de desesperación.

Los efectos físicos son leves, en comparación con los psicológicos y emocionales. Entre ellos cabe mencionar dilatación de las pupilas, aceleración del pulso y aumento de la presión sanguínea, pérdida de apetito, insomnio, boca reseca y temblores.

 

 

Derecho de Autor©2014 ONUDD, Todos los derechos reservados, Aviso Legal