File is not found

Salud

La campaña de la UNODC está dirigida a los jóvenes, que con frecuencia hablan de los "subidones" que provoca el consumo de drogas, pero que tal vez no conocen los numerosos "bajones". El abuso de drogas es preocupante porque supone una amenaza para la salud. Los perjuicios varían en función del tipo de droga consumida, de la dosis y de la frecuencia del consumo. Todas las drogas tienen efectos físicos inmediatos, pero también pueden perjudicar gravemente el desarrollo psicológico y emocional.

Para llevar un estilo de vida saludable hay que tomar decisiones que respeten el cuerpo y la mente. Y para tomar esas decisiones, los jóvenes necesitan orientación de personas que sean sus modelos y conocer la dura realidad del consumo de drogas. La campaña internacional ofrece a los jóvenes y demás personas instrumentos que les informen de los riesgos para la salud que supone tal consumo.

La UNODC y su campaña se centran únicamente en las drogas sometidas a fiscalización internacional, especificadas en los tres tratados multilaterales que forman la columna vertebral del sistema de fiscalización internacional de drogas. Algunas de esas drogas son los estimulantes de tipo anfetamínico, la coca y la cocaína, el cannabis, los alucinógenos, los opiáceos y los hipnóticos sedantes.

Cerca de 200 millones de personas consumen drogas al menos una vez al año. De éstos, 25 millones son considerados drogodependientes. Cada año 200,000 personas mueren de enfermedades relacionadas con las drogas.

Los jóvenes son más susceptibles al consumo de drogas. La prevalencia de consumo entre la juventud es dos veces mayor al de la población general; tres veces mayor en el caso del cannabis. Se necesita hacer mucho más para darle a los jóvenes las herramientas, información y oportunidades que les permitirán llevar una vida saludable y llena.

 

Derecho de Autor©2014 ONUDD, Todos los derechos reservados, Aviso Legal