Prevención del Delito y Justicia Penal: las acciones

La lucha contra la delincuencia organizada y el tráfico de drogas

Foto: UNODCLa UNODC atiende a los estados miembros que solicitan el apoyo para capacitar los principales atores en la prevención del delito y hacer los sistemas de prevención operen de forma más efectiva, con atención especial a los grupos vulnerables.

Desde 1991, la UNODC desarrolla diversas acciones para prevenir el delito y promover la Justicia Penal en colaboración con el Departamento de la Policía Federal, el más antiguo colaborador  de la UNODC en Brasil. Las acciones incluyen la mejora de la capacidad de investigación de la Policía Federal, los esfuerzos para controlar precursores químicos utilizados en la fabricación de drogas ilícitas, la adquisición de equipos de alta tecnología, los estudios para apoyar el trabajo de la Policía Federal.

La formación y la capacitación policial, así como la modernización de estructuras y la formación de agentes de policía de otros países de Idioma Portuguesa pelo Brasil también son parte de las actividades.

Más información sobre la asociación entre la UNODC y el Departamento de la Policía Federal en Brasil

Cooperación Sur-Sur

En los últimos años, la cooperación técnica internacional ya no se proporciona un flujo único, del norte hacia el sur, como se observó durante los años 1960, 1970 y 1980. Cada vez más, países como Argentina y Brasil han dado prioridad a ayudar a otros países con menor desarrollo - pero con trazos históricos, lingüísticos y culturales comunes - para desarrollar sus propias soluciones a los problemas comunes, sobre la base de experiencias exitosas y de resultados ya alcanzados. Esta nueva corriente se denomina cooperación Sur-Sur y es vista como una prioridad entre los países de la región.

Más información sobre UNODC y la Cooperación Sur-Sur en Brasil

Prevención de la violencia y la juventud

En todo el mundo, los jóvenes son el núcleo del problema de violencia. La mayoría de las víctimas de muertes violentas son jóvenes. También se encuentran entre los principales autores de la mayoría de esas muertes. El riesgo de victimización de los niños y los jóvenes  o su envolvimiento con la delincuencia se ve reforzada, por ejemplo, cuando elles viven en zonas pobres con alta densidad de población, la infraestructura deficiente, altos niveles de desempleo, y servicios sociales y los espacios públicos precarios o inexistentes .

De acuerdo con las recomendaciones de las Naciones Unidas, las estrategias de prevención deben ser equilibradas y enfocadas en las causas. En consecuencia, varios enfoques pueden ser utilizados para prevenir la violencia. Las intervenciones ambientales y situacionales pueden reducir las oportunidades para la delincuencia; las intervenciones educativas y sociales promueven el bienestar y  trabajan para prevenir el envolvimiento de las familias, los niños y los jóvenes en la delincuencia o la victimización; los enfoques basados en comunidad ayuden a crear la capacidad local y la cohesión social; y los enfoques de rehabilitación social pueden prevenir la recaída.

En este proceso de construcción de una cultura de paz, con bases en la prevención de la violencia entre los jóvenes, las organizaciones no gubernamentales,  la sociedad civil y el sector privado debe desempeñar un papel central.

Más información sobre las acciones de la UNODC en los programas de  "Seguridad y Ciudadanía" y "Joven de Expresión"

La lucha contra la violencia de género

La violencia contra las mujeres es una violación de la dignidad, de la seguridad y de los derechos humanos. El tema de la violencia contra las mujeres está muy amplio, especialmente en el contexto de la violencia doméstica, los conflictos y las guerras; así como la trata de personas. A pesar de ser visto como una cuestión de ámbito privado, como algo que ocurre entre cuatro paredes, no lo es. La violencia contra las mujeres es un delito y el Estado tiene la responsabilidad de proteger las mujeres - víctimas de violencia.

Algunos países carecen de leyes que penalizan la violencia contra las mujeres. Otros tienen leyes, pero fallan en su implementación. Con el fin de apoyar a los Estados miembros en la adopción y aplicación de leyes, la UNODC ha estado trabajando en el plano mundial, regional y local.

Más información sobre el proyecto "Fortalecimiento de las Delegaciones de la Mujer y la Sociedad Civil para luchar contra la Violencia de Género en Argentina, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay"