Prevención del Delito y Justicia Penal: acciones

Cooperación Sur-Sur

En los últimos años, la cooperación técnica internacional ya no se proporciona un flujo único, del norte hacia el sur, como se observó durante los años 1960, 1970 y 1980. Cada vez más, países como Argentina y Brasil han dado prioridad a ayudar a otros países con menor desarrollo - pero con trazos históricos, lingüísticos y culturales comunes - para desarrollar sus propias soluciones a los problemas comunes, sobre la base de experiencias exitosas y de resultados ya alcanzados. Esta nueva corriente se denomina cooperación Sur-Sur y es vista como una prioridad entre los países de la región.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito para Brasil y Cono Sur apoya esta iniciativa. A finales de 2009, la firma de un acuerdo con los gobiernos de Brasil y Guinea-Bissau marcó el comienzo del trabajo de UNODC en el marco de la Cooperación Sur-Sur, como el primer programa del sistema de las Naciones Unidas en Brasil para implementar un proyecto en este modo.

Con duración de tres años, el acuerdo prevé la construcción y el establecimiento de un centro de formación y capacitación para las fuerzas de seguridad en Guinea-Bissau. Con una inversión de tres millones de dólares por el gobierno brasileño, a través de la Agencia Brasileña de Cooperación (ABC), el proyecto busca contribuir a la formación de una policía técnicamente bien preparada en Guinea-Bissau, de acuerdo con las normas internacionales.
En fines de los años 1990, Guinea-Bissau pasó por un conflicto civil que llevó a la destrucción de la infraestructura en el país y redujo su PIB en un 28%. La guerra civil también resultó en una diáspora, con miles de refugiados de Guinea esparcidos principalmente por el continente africano. El clima de inseguridad se ha convertido en un obstáculo para el desarrollo económico y social del país, desalentado la inversión, lo que resultó en la progresión de la delincuencia organizada.

Enfrentando una instabilidad crónica en el período pos guerra civil, Guinea-Bissau busca la reconstrucción de los pilares de paz, derechos humanos, seguridad, justicia e integridad. La creación de una academia de policía tiene como objetivo contribuir a la mejora de las fuerzas policiales del país y el apoyo al gobierno guineano en la aplicación del Plan Nacional de Lucha contra la Droga y el Delito, cuyas actividades cuentan con el apoyo de la oficina de la UNODC para el África Occidental y Central, con sede en Senegal.

Por parte del gobierno brasileño, las actividades del proyecto de cooperación serán realizadas por el Departamento de Policía Federal (DPF), que ya está formando policías de los países de lengua portuguesa en Brasil desde 2008.

Informaciones relacionadas

Director Ejecutivo de la UNODC y los dirigentes de Guinea-Bissau expresan preocupación por el tráfico de drogas en África Occidental

Autobuses brasileños llegan a Guinea Bissau para el Centro de Formación de las Fuerzas de Seguridad del país

Cooperación internacional: Brasil capacita oficiales que administrarán futura academia de policía en Guinea-Bissau

19 de diciembre es el Día de las Naciones Unidas para la Cooperación Sur-Sur