UNODC fortalece colaboración en Medio Oriente y África del Norte

Foto: UNODC3 de mayo 2010 - Expertos de 18 países árabes llegaron a un acuerdo sobre un programa de cinco años para mejorar la fiscalización de las drogas y la delincuencia y sobre la reforma de justicia penal en el Oriente Medio y África del Norte. En una reunión de tres días en El Cairo, organizada conjuntamente por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Liga de Estados Árabes, los expertos de esos países destacaron una estrategia para reducir la vulnerabilidad a la delincuencia organizada y al terrorismo, para reforzar la integridad y la justicia y para prevenir el abuso de drogas en la región.

"El Programa Regional de Control de Drogas, Prevención del Delito y Reforma Justicia Penal en los países árabes deberá mejorar la seguridad, la justicia y la salud en los Estados árabes", dijo en El Cairo Mohamed Abdul Aziz, Representante Regional de la UNODC para el Medio Oriente y África del Norte. Los delegados destacaron en particular la importancia de la aplicación de respuestas regionales y la prioridad de la asistencia técnica a Yemen y la Autoridad Palestina.

Factores como la ubicación geográfica de la región, la desigualdad de ingresos, la rápida urbanización y la inestabilidad han aumentado la vulnerabilidad de Medio Oriente y África del Norte en relación con la delincuencia organizada y al abuso de drogas. Los sistemas de justicia penal en la región tienen pocos recursos y las condiciones de las cárceles necesitan mejorar. También hay una falta de información sobre la droga y la delincuencia. "Hago un llamamiento a los países de la región para la integración en la fiscalización de drogas y prevención del delito a través de planes nacionales y regionales de desarrollo", dijo Aziz.

"Damos la bienvenida calurosamente al Programa Regional, que fortalece nuestra cooperación y proporciona un mecanismo práctico para hacer una verdadera diferencia", dijo Mohammed Ben Khadra, jefe de la Secretaría Técnica del Consejo de Ministros Árabes de Justicia.

El objetivo principal del Programa Regional es crear una nueva dinámica en la promoción del Estado de Derecho y el desarrollo humano en la región, destacando el apoyo nacional y regional que la UNODC puede proporcionar a los esfuerzos realizados por Arabia Saudita, Argelia, Bahrein, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Irak, Jordania, Kuwait, Líbano, Libia, Marruecos, Omán, Qatar, República Tunecina, Siria, Sudán y Yemen, además de la Autoridad Palestina.

Los 18 países representados por expertos de los respectivos ministerios de salud, justicia e interior que actúan en las áreas de tráfico de drogas, delincuencia organizada, justicia e integridad, además de salud y prevención del abuso de drogas, desarrollaron el Programa Regional, que abarca tres grandes desafíos para la región: la lucha contra el tráfico ilícito de drogas, la delincuencia organizada y el terrorismo; la promoción de la integridad y la construcción de la justicia; y la prevención del consumo de drogas y promoción de la salud.

"La labor de la UNODC es tangible, fructífera y de plena conformidad con las prioridades nacionales", dijo Khaled Salim, Director de Planificación y Desarrollo del Ministerio del Interior de la Autoridad Palestina. La UNODC está actualmente ampliando su cooperación con la Autoridad Palestina en el ámbito de la justicia penal.

La Declaración del Cairo y el Programa Regional se presentaran para aprobación por el Consejo Ministerial de la Liga de Estados Árabes a finales de este año y también se presentará a la comunidad regional e internacional de desarrollo para futuras asociaciones y cooperación.

Todas la noticias