Policía Federal de Brasil y UNODC buscan acción regional conjunta para una lucha más eficaz contra la delincuencia organizada

Foto: UNODC19 de mayo 2010 - La lucha contra el crimen organizado en América del Sur sólo será eficaz si los países actuaren de una manera integrada, compartiendo informaciones y trabajando de manera ágil. Este fue el denominador común entre las autoridades que inauguraron el Seminario Internacional sobre la Represión de la Delincuencia Organizada, que reúne, en Brasilia, alrededor de 120 autoridades policiales, parlamentarias, fiscales y del Poder Judicial en la región.

Al abrir el evento, el representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) para Brasil y Cono Sur, Bo Mathiasen, destacó la importancia de buscar soluciones regionales a problemas comunes. "Cada vez más los problemas de un país son problemas de todos", dijo Mathiasen. "Nuestro trabajo sólo será eficaz si trabajamos juntos, con leyes compatibles, asumiendo una posición de responsabilidad conjunta entre los diferentes países y con voluntad política para compartir información, para efectivamente, obtener juntos los resultados y logros en la lucha contra la delincuencia organizada", agregó el representante de UNODC.

El director general de la Policía Federal de Brasil, Luiz Fernando Correa, dijo que la cooperación entre Brasil y sus países vecinos se da de manera intensa en el ámbito de la policía, e hizo un llamamiento para que esto ocurra también en otros sectores que componen el sistema de justicia penal. Por esa razón, según Correa, se invitó al seminario parlamentarios seminario, magistrados y miembros de la fiscalía de diferentes países de Sudamérica, además de representantes de otros continentes, que presentarán modelos que puedan servir como inspiración para la mejora de las leyes vigentes en los países sudamericanos.

El tema principal del seminario es la discusión sobre técnicas de interceptación telefónica y telemática que puedan contribuir en la producción de pruebas cualificadas en los procesos contra la delincuencia organizada. Los participantes subrayaron la importancia del uso adecuado de estas técnicas, preservando los derechos individuales de privacidad de los ciudadanos. "No podemos defender el uso indiscriminado de estas técnicas, pero no podemos dejar de reconocer la naturaleza esencial de estos instrumentos en algunos casos", dijo el Procurador General de Brasil, Roberto Gurgel.

Al final del seminario será producido un resumen sistemático de los debates y de sugerencias planteadas, que van a componer un documento que será enviado a los parlamentos de Brasil y de los demás países de América del Sur, que sirvan de base para la mejora de las legislaciones nacionales de esos países.

Como guardián de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, UNODC tiene el mandato de ayudar a los países miembros en la mejora constante de su legislación nacional sobre el tema y de promover el intercambio de buenas prácticas entre los países, a través de la cooperación internacional.

Todas las noticias