Alexandre Ladeira: un ejemplo de trabajo con los jóvenes sobre el VIH y el SIDA

Alexandre Ladeira (foto: UNODC)

25 de mayo 2010 - "Yo sé que no podemos cambiar el mundo", dice Alexandre Ladeira. "Pero podemos cambiar una parte de del mundo, y esa parte es a mí mismo. No es fácil ni rápido, ¡pero vale la pena intentarlo"!

El optimismo de Alexandre es contagioso. Pero también es sorprendente, considerando lo que se ha enfrentado en sus 23 años. Alexandre tuvo que aprender a estar por su cuenta desde los 13 años, cuando le dijo a sus padres sobre su orientación sexual y fue expulsado de la casa  de su familia. Cuando les dijo que era VIH positivo, escuchó como respuesta que era "el precio a pagar por la vida que llevaba".

Eran momentos difíciles para Alexandre. Sin el apoyo de la familia y sin saber mucho sobre el VIH, buscó ayuda e información sobre el tema con una ONG en su ciudad natal, Coimbra, en Brasil. Poco a poco, su situación empezó a mejorar. Él aprendió a manejar su enfermedad y la práctica de sexo seguro. Empezó a partipar de acciones para combatir la discriminación contra la homosexualidad y la por los derechos humanos de las personas que viven con el VIH y el SIDA. Poco después, estaba trabajando en una ONG que actúa para prevenir la propagación del VIH y otras enfermedades infecciosas entre los consumidores de drogas intravenosas, profesionales del sexo y otras personas vulnerables en la sociedad. Alexandre tiene un talento natural para la comunicación con las personas - lo que le hace ideal para el trabajo de sensibilización, como formador y educador sobre el VIH y prácticas de sexo seguro.

Hoy Alexandre participa en un programa de formación para jóvenes líderes que viven con el VIH y el SIDA. El programa estimula la capacidad de liderazgo de los participantes e los informar acerca de políticas y servicios gubernamentales y no gubernamentales. Los participantes también se someten a una experiencia laboral práctica en los órganos gubernamentales y en organizaciones no gubernamentales. La primera actividad de Alexandre  es en la sección de vigilancia de la secretaría de salud de su región, donde él aprende sobre la gestión de políticas sobre VIH, SIDA y otras infecciones transmitidas por vía sexual, sobre la logística de distribución de insumos y medicamentos y sobre el desarrollo de planes de acción e interacción del gobierno con organizaciones de la sociedad civil. En una segunda fase, él va a trabajar en una agencia pública para brindar asesoramiento a las personas que viven con el VIH y el SIDA y en una organización de la sociedad civil que participa en la movilización comunitaria en torno a la prevención del VIH y el SIDA.

Alexandre Ladeira (foto: UNODC)"Creo que muchos jóvenes de hoy no conocen sus derechos", dice Alexandre. "Yo veo en este programa de formación la posibilidad de que una persona joven que vive con el VIH pueda superar las dificultades y los prejuicios, ampliar su comprensión de los problemas sociales y mejorar su desarrollo profesional y personal". Con una amplia sonrisa, agrega: "Estoy muy feliz de ser parte de ello".

El programa para jóvenes líderes que viven con el VIH y el SIDA de los cual participa Alexandre es una iniciativa del Ministerio de Salud de Brasil, de la ONG Pact Brasil y de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), en colaboración con UNODC, ONUSIDA y otros organismos de las Naciones Unidas.

Las Naciones Unidas, por intermedio del Programa Conjunto sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) y de UNODC, también apoyan a la Conferencia SIDA 2010, que se celebrará entre el 18 y 23 de julio de 2010 en Viena, Austria. En la conferencia, tendrá relieve la situación en Europa Oriental y Asia Central, regiones que experimentan un crecimiento rápido de la epidemia, principalmente por el consumo inseguro de drogas intravenosas.

Todas las noticias