Un millón de afganos sufren con la adicción a las drogas, según informe de UNODC

Fumador de opio afgano. Foto: A. Scotti / UNODC22 de junio de 2010 - Afganistán, el principal productor mundial de opio y heroína, también enfrenta un grave y creciente problema con el abuso de drogas, como revela un informe de UNODC sobre Consumo de Drogas en Afganistán. La encuesta  muestra que alrededor de 1 millón de afganos de edad entre 15 e 64 años son adictos a las drogas. Eso representa 8% de la población, tasa que es el doble del promedio mundial.

La encuesta muestra un aumento de 53% en el número de usuarios de opio (de 150 a 230 mil usuarios), y un salto de 140% en el número de consumidores de heroína (de 50 a 140 mil usuarios), en comparación con una encuesta similar realizada en 2005.

"Tres décadas de traumas relacionados con la guerra, la disponibilidad ilimitada de estupefacientes baratos y el limitado acceso al tratamiento han creado un grave y creciente problema de adicción en Afganistán", dijo el director ejecutivo de UNODC, Antonio Maria Costa.

Los afganos han utilizado durante mucho tiempo el opio para aliviar el dolor y automedicarse, lo que generó un impacto muy negativo. El consumo de opiáceos crea problemas sociales, de salud y de conducta, así como está relacionada a la delincuencia, a accidentes y a la pérdida de productividad en el lugar de trabajo.

"Estamos frente a una tragedia nacional", dijo Ibrahim Azghar, viceministro de Lucha contra los Estupefacientes de Afganistán, durante el lanzamiento del informe en Kabul.

De manera preocupante, las estadísticas de UNODC también muestran que hasta un 50% de los padres que consumen drogas en el norte y en el sur del país dan el opio a sus hijos. "Ese comportamiento trae el riesgo de condenar la próxima generación de afganos a una vida de adicción", dijo el Sr. Costa.

Ofrecer tratamiento de drogas a los usuarios es la clave para revertir la tendencia ascendente. Sin embargo, se estima que 700 mil afganos no tienen acceso a tratamiento. Hay centros en operación en solamente 21 de las 34 provincias del país, que sólo son capaces de proporcionar tratamiento a unos 10 mil usuarios de drogas al año.

"El tratamiento sigue siendo inaccesible para un tercio del país. En nuestros esfuerzos para frenar la producción de narcóticos en Afganistán, no olvidemos que muchos de sus habitantes también son víctimas de los devastadores efectos de los opiáceos", dijo Robert Watkins, Representante Especial Adjunto del Secretario General para Afganistán.

Informaciones adicionales

Consumo de Drogas en Afganistán 2009 (resumen ejecutivo, en inglés)

Todas las noticias