España se suma a la Campaña Corazón Azul contra la trata de personas

29 de junio de 2010 - Un informe publicado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) muestra que la trata de personas es uno de los negocios ilícitos más lucrativos de Europa. Los grupos delictivos ganan alrededor de 2.500 millones de euros por año con la explotación sexual y el trabajo forzoso.

La UNODC presentó su informe el 29 de junio, durante el acto de presentación de la Presidencia española de la Unión Europea de la Campaña Corazón Azul de las Naciones Unidas contra la trata de personas, en el que participaron Antonio Maria Costa, Director Ejecutivo de la UNODC, Bibiana Aído, Ministra de Igualdad de España, Mira Sorvino, Embajadora de Buena Voluntad de la UNODC contra la trata de personas, la actriz española Belén Rueda y Lydia Cacho, periodista y escritora mexicana, defensora de los derechos humanos.

La Campaña Corazón Azul tiene por objeto sensibilizar acerca de la trata de personas a los encargados de adoptar decisiones, la sociedad civil, los medios de difusión y la opinión pública en general con objeto de obtener apoyo para combatir ese delito del siglo XXI que atenta contra los derechos humanos. España es el primer país de Europa que se suma a la Campaña Corazón Azul contra la trata de personas.

"Los europeos creemos que la esclavitud fue abolida hace siglos. Pero mirad a vuestro alrededor y veréis esclavos por doquier. Debemos hacer mucho más por reducir la demanda de productos fabricados por esclavos y la explotación", afirmó el Sr. Costa, e instó a todos los europeos a sumarse a la Campaña Corazón Azul.

En un momento dado, más de 140.000 víctimas se ven atrapadas en ese círculo vicioso de violencia, abuso y degradación a lo largo y a lo ancho de Europa, sin que se vislumbre ninguna señal clara de que disminuya el número global de víctimas. Por el contrario, la trata aumenta vertiginosamente, a razón del 50% anual, ya que hasta 70.000 víctimas más son explotadas cada año.

El 84% de las víctimas son sometidas a explotación sexual. En Europa, hasta uno de cada siete trabajadores sexuales pueden ser esclavizados por la prostitución de resultas de la trata. Por lo general las víctimas son engañadas, manipuladas u obligadas a prestar servicios en negocios ilícitos que dominan y coaccionan a sus víctimas atrapándolas en una "burbuja" de represión y abuso de la que es difícil escapar.

La inmensa mayoría de las víctimas por lo general son mujeres jóvenes que son sometidas a violación, violencia o amenaza de violencia, drogadas, recluidas, obligadas a contraer deudas, despojadas de sus pasaportes, chantajeadas, objeto de falsas promesas de empleo o víctimas de un amor fingido.

En Europa, más de la mitad de las víctimas proceden de los Balcanes (el 32%) y la ex Unión Soviética (el 19%), además de un 13% proveniente de América del Sur, un 7% de Europa central, un 5% de África y un 3% del Asia oriental. Si bien las procedentes de Europa oriental están dispersas por toda Europa, las que provienen de América del Sur suelen concentrarse en determinados países. También se han registrado cada vez más víctimas provenientes del Asia oriental en muchos países europeos y en algunos de ellos son el grupo más explotado.

En Europa, la mayoría de los tratantes declarados culpables son hombres. No obstante, entre los delincuentes hay un alto porcentaje de mujeres, si se compara con el de las que han perpetrado otros delitos. Algunas pandillas consideran a las mujeres más eficaces para liderarlas en busca de víctimas. "Promover" a las propias víctimas a reclutadoras o distribuidoras es una forma de que puedan escapar de la trampa de la trata ellas mismas. Estas "intermediarias" muchas veces sirven de conveniente escudo entre los grupos delictivos y las autoridades, entorpeciendo el cercamiento de las redes de trata. También existe una fuerte correlación entre la nacionalidad de las víctimas y quienes las reclutan, ya que los responsables de la venta suelen tener la misma nacionalidad que las víctimas.

En Europa occidental los casos de enjuiciamiento de la trata siguen siendo relativamente escasos, en comparación con el número de víctimas, ya que hasta ahora apenas se han dictado unos cientos de condenas.

Informaciones adicionales

Informe: Trata de personas hacia Europa con fines de explotación sexual

Para obtener más información sobre la Campaña Corazón Azul, visite www.unodc.org/blueheart

Todas las noticias