Laos: más de 3 toneladas de drogas convertidas en humo

Foto: UNODC Laos2 de julio 2010 - Más de tres toneladas de drogas incautadas por autoridades de Laos fueron quemadas la semana pasada cerca de la Asamblea Nacional de Laos, en conmemoración al 23 aniversario del Día Internacional contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas.

Casi 9 kilogramos de heroína, 985.000 comprimidos de metanfetamina, 2,8 toneladas de cannabis y 176 kilogramos de opio fueron destruidos en la ceremonia de quema.

Laos ha logrado un éxito sin precedentes en la disminución de la producción de opio y en la reducción de las tasas de adicción a niveles insignificantes en menos de diez años (1998-2007). En ese periodo, el cultivo se redujo 94,5% y la tasa de adicción disminuyó 81%. Sin embargo, la llegada impactante de los estimulantes de tipo anfetamínico estimulantes al sudeste asiático, a mediados de la década de 1990, se ha convertido también en un serio desafío para el país.

Un país sin salida al mar, pero convertido en país de tránsito debido a importantes mejoras en la infraestructura de transporte, Laos se ha convertido también en una ruta de tránsito para los grupos delictivos transnacionales que sacan provecho de la céntrica ubicación del país para trasladar drogas a vastos mercados. El efecto colateral del tránsito de las drogas sintéticas por el país ha creado un problema de abuso que afecta a los jóvenes en los centros urbanos ya lo largo de las rutas de tráfico.

"La República Democrática Popular Lao se encuentra en el centro de la subregión del Gran Mekong y tiene fronteras con cinco países. El país se encuentra entre productores de drogas y sus mercados lucrativos", dijo el Sr. Srithirath Soubanh, Ministro de la Oficina del Presidente y también presidente de la Comisión de Fiscalización de Drogas de Laos. "Nuestro gobierno prevé el peligroso impacto a largo plazo de las drogas en la seguridad, en la estabilidad y en el desarrollo socioeconómico del país", agregó.


En un país donde se estima que el 51% de la población tiene menos de 21 años de edad, el problema de los estimulantes de tipo anfetamínico se ha identificado como una cuestión prioritaria a la fiscalización de drogas, que afecta a la salud de las personas, el tejido social de la sociedad laosiana y hasta la seguridad y la soberanía del país. En su discurso, el Primer Ministro, Sr. Bouasone Bouphavanh, dijo: "De manera concreta, el Gobierno continuará con sus políticas y medidas existentes, centrándose en el desarrollo integrado de las zonas rurales, en conjunto con el Plan Nacional de Control de Drogas con el objetivo de mejorar gradualmente las condiciones de vida de las personas en zonas remotas".

En la ceremonia, Leik Boonwaat, representante de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en Laos, dijo: "El Gobierno de la República Democrática Popular Lao y su gente han logrado avances significativos en el tratamiento de los problemas de las drogas ilícitas. Sin embargo, los acontecimientos recientes han demostrado que es importante estar siempre vigilantes. Así, un soporte para el Plan Nacional de Control de Drogas se hace aún más crucial para alcanzar los objetivos nacionales de desarrollo".

Información relacionada

Oficina de UNODC en la República Democrática Popular Lao (en inglés)

Todas las noticias