Brasil desea la ayuda de Naciones Unidas para recuperar activos

10 de agosto de 2010 - Brasil quiere ser el primer país a donar parte de los activos recuperados del exterior para las Naciones Unidas. El anuncio lo hizo el secretario nacional de Justicia, Pedro Vieira Abramovay, en entrevista al diario O Estado de São Paulo.

Según la Convención de Naciones Unidas sobre el Crimen Organizado Transnacional, en el proceso de recuperación de activos, parte del dinero recuperado por el país puede ser destinado a la ONU para proyectos de cooperación técnica internacional, promovida por la Oficina de naciones Unidas sobre Drogas y Crimen, UNODC. La propuesta brasileña es la de institucionalizar esa práctica, haciendo con que la ONU sea un agente de convencimiento para agilizar la repatriación de recursos.

Actualmente, Brasil tiene US$3 mil millones bloqueados en el exterior. La mayor parte de esos recursos proviene de la evasión de divisas, corrupción, tráfico de drogas y crímenes contra el sistema financiero nacional. El bloque de esos recursos es una de las herramientas más importantes en el combate al lavado de dinero asociado a esos crímenes, pero la recuperación de esos recursos por parte del país de origen aún es un desafío. Eso porque, a pesar de bloqueado en el exterior, el dinero rinde y puede ser prestado para fomentar el crédito en el país donde se encuentra. De ahí la importancia de involucrar a las Naciones Unidas en el convencimiento de los países a repatriar esos recursos.

Desde que fue instituido, el Departamento de Recuperación de Activos y Cooperación Jurídica Internacional de Brasil ha logrado repatriar apenas US$2,6 millones relativos al caso Banestado. Entre los países más buscados por el crimen organizado para el lavado de dinero están Estados Unidos, Suiza, Reino Unido, Islas Caymán, Francia, Luxemburgo, Uruguay, Bahamas y China. Vea la entrevista del secretario nacional de Justicia, Pedro Vieira Abramovay, concedida al diario O Estado de São Paulo.

Todas las noticias