"El sector empresarial puede ayudar a prevenir las muchas formas de violencia que las mujeres y las niñas siguen enfrentando"

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, en el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

25 de noviembre 2010 - Al conmemorar el Día Internacional de 2010 para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, debemos reconocer el esfuerzo generalizado y creciente para abordar este tema tan importante. Las organizaciones de mujeres ya no están solas. De América Latina a los Estados Unidos, de Asia a África, hombres y niños, jóvenes y viejos, músicos, celebridades y personalidades del deporte, los medios de comunicación, organizaciones públicas y privadas, y personas en general están haciendo más para proteger a las mujeres y las niñas y promover su empoderamiento y sus derechos.
La plataforma de movilización social "Di NO-ÚNETE" ha registrado casi 1 millón de actividades realizadas por la sociedad civil e individuos en todo el mundo. En agosto de este año, en la quinta Conferencia Mundial de la Juventud en México, los jóvenes activistas de todo el mundo fueron claros en su mensaje: "Es hora de acabar con la violencia contra las mujeres y las niñas". Los Estados miembros también están comprometidos. A partir de noviembre de 2010, la base de datos sobre el alcance, naturaleza y consecuencias de la violencia contra la mujer, que también registra las políticas y programas de lucha contra la pandemia, ha registrado más de 100 informes de gobiernos.
La celebración de este año destaca el rol que las empresas pueden desempeñar - desde el desarrollo de proyectos hasta el apoyo financiero directo a las organizaciones que trabajan para poner fin a la violencia,  aceptando los principios de responsabilidad social corporativa. El "Principio de empoderamiento de la mujer", una iniciativa del Pacto Mundial de Naciones Unidas y el UNIFEM, reconoce los costes para las empresas de la violencia contra las mujeres y ya cuenta con el apoyo de más de 120 empresas líderes. Un número creciente de medios de comunicación están llevando luz a los llamados "asesinatos de honor", la trata de niñas y la violencia sexual durante conflictos, y están concienciando acerca de los beneficios para la sociedad con el empoderamiento de la mujer. Pero todavía queda muchísimo por hacer. En los hogares, las escuelas y las oficinas, en los campamentos de refugiados y en situaciones de conflicto, el sector empresarial puede ayudar a prevenir las múltiples formas de violencia que las mujeres y las niñas siguen enfrentando.
La campaña Unidos para Eliminar la Violencia contra las Mujeres y la Red de Líderes Hombres que puse en marcha el año pasado, han generado una dinámica de bienvenida y de compromiso. La palabra se está extendiendo: la violencia contra las mujeres y las niñas no tiene cabida en cualquier sociedad, y la impunidad de los autores no puede seguir tolerándose. En este Día Internacional, insto a todos - gobiernos, la sociedad civil, el sector empresarial, las personas - a asumir la responsabilidad de erradicar la violencia contra mujeres y niñas.


Todas las noticias