Tráfico Ilícito de Migrantes: a un paso de la Trata

23 de septiembre de 2011 - Con un sueño en mente y nada con qué defenderse en manos. La pobreza, desastres naturales, conflictos y guerras civiles, y la ausencia de oportunidades laborales hacen que todos los años millones de personas crucen fronteras en busca de una vida mejor. Al no poder emigrar legalmente, muchos recurren a los servicios de los traficantes y el sueño puede durar poco.

La falta de información y la vulnerabilidad económica, social y psicológica de las personas que se arriesgan a entrar en otro país de manera clandestina son blanco fácil para el crimen organizado.

El tema del tráfico ilícito de inmigrantes fue abordado este jueves durante la II Cumbre Iberoamericana de Ministerios Públicos contra la Trata de Personas, realizada en la sede de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en Santiago, Chile.

Según Carlos Pérez, Coordinador de Proyecto de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en Colombia (UNODC), el contexto en que estas personas se encuentran las hace más vulnerables a la trata de personas. "A veces, se encierran a estos migrantes o son tomados como rehenes hasta que terminen los pagos, o se les establecen amenazas a las familias que se quedan en los países de origen. Los tratantes buscan siempre lo que es más lucrativo. Entonces, las víctimas del trafico ilícito corren más riesgos de ser victimas de la trata", explicó Pérez.

Presente en todo el mundo, se estima que en America Latina el trafico ilícito de migrantes afecta a millones de personas. Al año, alrededor de 3 millones de latinoamericanos son traficados por la frontera sur de Estados Unidos. La tarifa pagada por cada inmigrante a los traficantes varía entre US $2 mil y US $10 mil, dependiendo la ruta.

En general, estos migrantes son hombres jóvenes, aunque en años recientes, el número de mujeres se ha incrementado significativamente.

Entre los temas cruciales para enfrentar el problema están la prevención, la protección de las víctimas, promoción de la cooperación internacional y la persecución penal.

La Cumbre, organizada por la Procuraduría General de Chile, la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos (AIAMP) y la Reunión de Ministerios Públicos del Mercosur (REMPM), cuenta con el patrocinio de la UNODC, a través del Proyecto Global para la aplicación del Protocolo contra la trata de seres humanos y contra el tráfico ilícito de inmigrantes, realizado en asociación con la Unión Europea.

Trafico ilícito de migrantes y trata

Los contextos de movilidad humana y la mercantilización del ser humano han hecho que a lo largo de la historia, el tráfico de seres humanos también se modifique. Mientras en el pasado ese fenómeno se caracterizaba por la esclavitud con la trata transatlántica de esclavos, hoy asistimos al tráfico ilícito de migrantes y a la trata de personas, incluyendo a niños, niñas y adolescentes.

Caracterizados por el aprovechamiento de la vulnerabilidad humana por parte de los delincuentes en beneficio de una red o organización, el tráfico ilícito de migrantes y la trata de personas comparten otros elementos como el deseo de las víctimas de salir de un lugar a otro en busca de una vida mejor y la relación de dominación que los delincuentes establecen con ellas.

"En esos dos tipos de tráfico humano, las víctimas son tratadas como objetos por los tratantes o guías, que buscan obtener provecho material o de otro orden. También se identifica la utilización de las mismas rutas, estructuras criminales y mecanismos de blanqueo de capitales, y a menudo los delitos cometidos a lo largo del proceso son los mismos como, por ejemplo, la falsificación de documentos", explicó Pérez.

Sin embargo existen diferencias relevantes entre esos dos delitos. El tráfico ilícito de migrantes consiste en facilitar la entrada de la persona al país de destino, sin documentación o con documentación falsa. Se trata de un delito transnacional, que requiere el consentimiento de la víctima y que finaliza con el arribo del migrante a su destino final. El principal ingreso de los traficantes es el precio pagado por la persona por la entrada ilegal y lo que busca vulnerar  el delito es la soberanía del estado a exigir determinados documentos de ingreso, requisito que los traficantes buscan evadir.

Ya la trata de personas no es necesariamente transnacional, generalmente no existe el consentimiento de la víctima y la explotación no termina con la llegada al lugar de destino. El ingreso mayor de los traficantes, a su vez, viene de la explotación de la víctima, en modalidades como  la explotación laboral, sexual, extracción de órganos, esclavitud y trabajo forzado. Es un delito que atenta contra la dignidad y la autonomía del ser humano.

Información relacionada:

Acceda la presentación sobre Tráfico Ilícito de Migrantes (ppt)

Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional

Protocolo de las Naciones Unidas para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños

Protocolo contra el tráfico ilícito de migrantes por tierra, mar y aire

Desarrollo y Fortalecimiento de la Legislación Nacional: UNODC lanza la Ley Modelo contra el Tráfico Ilícito de Inmigrantes

Informativo

 

Todas las noticias