Primavera árabe muestra el rechazo de los pueblos a la corrupción y clamor por integridad, dice el director ejecutivo de UNODC, en la inauguración de Conferencia mundial contra la Corrupción

25 de octubre 2011 - Los millones de personas involucradas en la primavera inspiraron el mundo y mostraron su repulsa por la corrupción y las sociedades corruptas, dijo el director ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Yury Fedotov, en la apertura de la cuarta reunión de la Conferencia de Estados Partes de la Convención de la ONU contra la Corrupción, celebrada entre el 24 y el 28 de octubre, en Marrakech, Marruecos, para examinar la aplicación de la Convención y evaluar los esfuerzos globales en la lucha contra la corrupción.

La inauguración de la conferencia fue marcada con la entrega de un "mensaje real" del rey Mohammed VI de Marruecos, leído por el consejero real, Abdellatif Menounos. En su mensaje, el rey dijo que la lucha contra la corrupción y el soborno son uno de los primeros temas en la lista de preocupaciones de los ciudadanos: "Estos son flagelos graves ... contrarios a los valores espirituales y cívicos, y también obstaculizan el desarrollo y son incompatibles con la democracia y la buena gobernanza. " La Conferencia será presidida por el Ministro de Modernización del Sector Público de Marruecos, Mohamed Saad Alami.

Durante la sesión de apertura de la Conferencia, Yury Fedotov dijo que la convocatoria hecha por la primavera árabe por una mayor democracia es "un rechazo vehemente de la corrupción y un clamor por integridad" y que la comunidad internacional debe escuchar a los millones de personas involucradas. "En el corazón del movimiento había una profunda ira contra la pobreza y la injusticia sufrida por toda la sociedad a causa de la corrupción sistémica", dijo Fedotov.

Agregó que la Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción (UNCAC) ofrece la estructura más fuerte para hacer frente a este problema global y que casi alcanzó la ratificación universal, contando con 155 Estados signatarios. Fedotov también felicitó la manera comprometida y entusiasta en que los Estados participantes en el mecanismo de revisión por pares de la UNCAC han asumido ese ejercicio.
En relación con la corrupción del sector privado, Fedotov dijo que la acción preventiva es esencial tanto para los directores ejecutivos en sus salas de reunión, como para la policía en las calles, o para los funcionarios en sus departamentos: "Todos debemos contribuir para una cultura de integridad. Los ojos antes cerrados frente a la corrupción deben convertirse en los ojos abiertos de la justicia y de la igualdad. "

Fedotov también elogió el liderazgo de los 100 ejecutivos del sector privado que, hace dos años, pidieron a los gobiernos que establecieran un mecanismo de revisión de la Convención. Él instó a la comunidad empresarial a tomar medidas para combatir la corrupción en su propio ambiente a través de la adopción de políticas en consonancia con la Convención y a establecer su propio mecanismo para garantizar el desempeño en la lucha contra la corrupción.

La corrupción es un grave impedimento para la reducción de la pobreza y el logro de los Objetivos de Desarrollo del Milenio, advirtió Fedotov. "La educación primaria universal no puede existir si los sobornos son necesarios para poner a los niños en los sistemas escolares ... La reducción de la mortalidad infantil es más difícil donde es necesario pagar por asistencia médica. "Esta puede ser la diferencia entre comer o morir de hambre y, en algunos casos, incluso entre la vivir o morir.

Fedotov también habló de la importancia de reconocer las conexiones entre la corrupción, la delincuencia transnacional organizada y el narcotráfico.

La Convención establece mecanismos que permiten a los países detectar y recuperar el dinero robado a través de la corrupción. La UNODC trabaja en estrecha colaboración con el Banco Mundial a través de la iniciativa StAR para ayudar a los países a detectar, decomisar y recuperar los activos robados. Fedotov también señaló que la Iniciativa StAR está enviando un mensaje muy claro: ". No puede haber refugio seguro para activos robados".

Fedotov también agradeció el alto nivel de participación en la Conferencia, que ha demostrado la importancia de la agenda anti-corrupción entre los Estados miembros. Recordó a los Estados de la necesidad de construir alianzas sólidas con la sociedad civil, que jugó un papel importante en la resistencia a la corrupción.

La Convención, que entró en vigor en diciembre de 2005, es el único instrumento universal contra la corrupción jurídicamente vinculante. Obliga a los Estados para prevenir y penalizar la corrupción, promover la cooperación internacional, recuperar los activos robados y mejorar la asistencia técnica e intercambio de información tanto en el sector privado y en el sector público.

La conferencia examinará formas de mejorar los esfuerzos internacionales para combatir la corrupción y fortalecer la integridad. El papel que los jóvenes pueden desempeñar en la lucha contra la corrupción y el desarrollo de conciencia sobre las normas éticas también será discutido.

La Conferencia de los Estados cuenta con la participación de más de 1.000 delegados de 129 países, además de representantes de la sociedad civil, organizaciones internacionales, parlamentos, medios de comunicación y el sector privado. Más de dos docenas de países están representados por ministros.

Todas las noticias