Director Ejecutivo de la UNODC y los dirigentes de Guinea-Bissau expresan preocupación por el tráfico de drogas en África Occidental

28 de octubre 2011 - Mientras África Occidental, una de las principales puertas de entrada para el contrabando de cocaína desde Sudamérica hacia Europa, sigue atrayendo a los traficantes de drogas, el Director Ejecutivo de la UNODC, Yury Fedotov, visitó Guinea-Bissau, acompañado por Representante Especial del Secretario General para África Occidental, Said Djinnit. Durante su visita, Fedotov discutió diversas cuestiones de seguridad y drogas con el presidente Malam Bacai Sanha y el primer ministro Carlos Gomes Junior.

El tráfico es una gran amenaza para el desarrollo de Guinea-Bissau y ha conducido a un fuerte aumento en el consumo de drogas ilícitas en el país. En 2009, alrededor de 13 toneladas de cocaína traficada a través de África Occidental han sido consumidas o almacenadas en la región, dando lugar a serias preocupaciones sobre el uso de drogas y la salud. Los lucros brutos de las ventas al por mayor y al por menor de cocaína en la región son devastadores. Alrededor de $ 800 millones se gastaron en drogas ilícitas en el África Occidental en 2009. En el mismo año, el Producto Interno Bruto de Guinea-Bissau fue de $ 400 millones.

Para hacer frente a las drogas ilegales y al crimen organizado, la UNODC ha trabajado con Guinea-Bissau y las autoridades regionales en diversas áreas clave.

Desde 2008, la UNODC ha contribuido para crear una división especializada, la Unidad de Delincuencia Transnacional de la Policía Judicial de Guinea-Bissau, con el fin de aumentar el número de investigaciones de tráfico de drogas y crimen organizado. A principios de este año, ese trabajo se amplió para establecer unidades de Policía Judicial en dos lugares alejados estratégicos de Guinea-Bissau: la Isla de Bubaque en el archipiélago de Bijagós y Catió en el sur de Guinea-Bissau. La UNODC también ha trabajado para fortalecer las estructuras del Poder Judicial y el Estado de Derecho en Guinea-Bissau, especialmente mediante la capacitación de jueces y fiscales en la especialización en casos de tráfico de drogas y crimen organizado. La Oficina de las Naciones Unidas también está prestando apoyo en el establecimiento de una autoridad central para la cooperación internacional y la asistencia judicial mutua en materia penal.
Fundada en diciembre de 2010, la Unidad de Delincuencia Transnacional se prepara para entrar en pleno funcionamiento y trabajará en colaboración con unidades similares en Liberia y Sierra Leona. Fedotov instó a las autoridades a continuar sus esfuerzos y llamó a la comunidad internacional a reconocer el valor de las unidades de delincuencia transnacional en el desmantelamiento de los grupos del crimen organizado y sus operaciones, señalando que "El crimen organizado es tan solo eso: organizado. Sólo podemos responder a este asegurando que nuestros esfuerzos estén bien estructurados, bien planificados y coherentes. "

Todas las noticias