UNODC y Ministerios Públicos Iberoamericanos discuten la Corrupción

06 de diciembre 2011 - El tema "Corrupción: Necesidad de Eficiencia en la Penalización" fue discutido en el Seminario Iberoamericano sobre Nuevas Formas de Criminalidad, este lunes, 5 de diciembre. El seminario reúne a los 21 países miembros de la Asociación Ibero Americana de Ministerios Públicos (AIAMP).

"Nuestra instituciones de persecución deben centrar esfuerzos en el combate a este tipo de delito y deben estar en consonancia con los marcos normativos internacionales para intensificar la asistencia jurídica mutua", dijo.

El fiscal general de España y Presidente de la AIAMP, Cándido Conde-Pumpido Touron, también hizo hincapié en la lucha contra la corrupción. Se refirió a la experiencia de su país con la creación de una Fiscalía especializada en este tipo de delitos y subrayó que la sociedad exige una "conducta estricta y rigurosa" de los fiscales.

Durante la conferencia, el fiscal regional de la 4ta región de Brasil, Douglas Fischer, dijo que entre los principales problemas que contribuyen a la impunidad de la corrupción es el hecho de que en Brasil los delitos de corrupción no se consideran como graves y que difícilmente se aplica la pena de cárcel para delitos de corrupción. Entre las medidas que deben adoptarse para una penalización más severa de la corrupción, el fiscal sugirió el aumento de la fiscalización con garantía de autonomía a los organismos que hacen la inspección. "Más efectivo que fiscalizar es castigar la corrupción. Necesitamos por lo menos intentar lo que indican las leyes, ya tenemos legislaciones, necesitamos una nueva mirada", dijo.

El representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) para Brasil y el Cono Sur, Bo Mathiasen, defendió la importancia de la lucha contra la corrupción. "Esto no es un tema que divide al mundo entre norte y sur, este u oeste, se trata de un problema de todos", dijo Mathiasen.

Según datos del Banco Mundial, el impacto de la corrupción es de alrededor de US$ 1 billón, que cuestan entre $ 20-40 millones de dólares para los países en desarrollo. "La impunidad impide el desarrollo, amenaza a la seguridad, debilita los estados y puede poner en peligro la democracia", dijo Mathiasen.

Entre las alternativas para el enfrentamiento, Mathiasen citó un cambio cultural como una responsabilidad de cada persona en su día a día, la responsabilización de las autoridades y el castigo efectivo de la corrupción a través del enjuiciamiento penal y un sistema judicial eficaz. La transparencia en los gastos públicos también fue citada.

En este martes, 6 de diciembre, comienza la 19ª Asamblea de la Asociación Iberoamericana de Ministerios Públicos. El evento se realiza en el Hotel Royal Tulip, en Brasilia.

Más información:
Departamento de Comunicación de la PGR

(5561) 3105-6404/6408

Origen: Procuradoria Geral da República

Todas las noticias