Naciones Unidas apoyan MERCOSUR en proyecto regional sobre VIH/SIDA en el sistema penitenciario

12 de diciembre de 2011 - En 2006, los estados-miembros de las Naciones Unidas se comprometieron con la Declaración Política sobre  el acceso universal a la prevención, el tratamiento, la atención y el apoyo relacionados con el VIH. La idea era que estos objetivos se concretaran en 2010, sin embargo, aún hay mucho por hacer. Entre los mayores desafíos está el de ofrecer una atención integral a las personas privadas de libertad.

A todo momento, globalmente, 9,8 millones de personas se encuentran en cárceles, privadas de libertad. Cada año, millones de personas salen o entran en el sistema carcelario. Sin atención y servicios adecuados, en diversos países el índice de contaminación por el VIH entre los prisioneros es mucho mayor de lo que entre la población en general y los riesgos de contraer el virus, ya sea a través de relaciones sexuales consensuadas y no consensuadas, ya sea a través del uso de drogas inyectábles, son prevalentes.

Frente al desafío de cambiar esa realidad, el Comité Coordinador de Salud del Mercosur y expertos en la temática del VIH de Naciones Unidas (ONUSIDA, UNODC, OMS) se reúnen, entre los días 12 y 14 de diciembre, en Foz de Iguaçú, durante la reunión extraordinaria de la Comisión Intergubernamental de VIH/sida del MERCOSUR (CIVIH).

La reunión extraordinaria surgió de la necesidad de incluir una pauta de discusión acerca de la armonización política del tratamiento del tema del VIH/SIDA y coinfecciones en los sistemas penitenciarios  de los países del MERCOSUR.

Entre los objetivos propuestos están: la elaboración de un proyecto regional de cooperación centrado en el fortalecimiento y en la armonización de las políticas nacionales de VIH, SIDA y coinfecciones relativas a tuberculosis y a las hepatitis virales en el sistema penitenciario, a través del desarrollo de acciones conjuntas en la región; establecer agendas intersectoriales involucrando a las áreas de la justicia, salud y sociedad civil en lo que se refiere a la cualificación y a la garantía del acceso universal a la prevención, diagnóstico y tratamiento de las ITS, del VIH/SIDA y de las coinfecciones detuberculosis y hepatitis virales en el sistema penitenciario; y promover la cooperación técnica entre los países, en lo que se refiere  a las políticas de control de la infección del VIH en el sistema penitenciario y entre personas en situación de privación de libertad.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y la Organización Mundial de la Salud son organismos co-patrocinadores del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA). La UNODC es el principal organismo de las Naciones Unidas para la prevención del VIH entre usuarios de drogas y entre personas que viven en privación de la libertad. La Oficina también se encarga de ofrecer una respuesta para el VIH y el SIDA en los contextos de vulnerabilidad a la trata de seres humanos.

Todas las noticias