Uso de drogas estimulantes y VIH: aún hay mucho por hacer

03 de febrero de 2012 - En 2009, entre 14 y 20 millones de personas consumieron cocaína y entre 13 y 56 consumieron algún tipo de estimulante anfetamínico. El consumo de drogas estimulantes, especialmente de estimulantes de tipo anfetamínico, ha aumentado en la última década y nuevos padrones de consumo han surgido.

Las drogas estimulantes están disponibles en diversas formas y los grupos que las consumen también son diversos. La cocaína, por ejemplo, puede ser aspirada, fumada e inyectada. Las metanfetaminas o las anfetaminas pueden ser encontradas en polvo, píldoras, pasta o en la forma de cristales, mientras que el éxtasis generalmente se encuentra en píldoras o en polvo.

En Latinoamérica, por ejemplo, el consumo de cocaína fumada/cocaína crack se ha alastrado en algunos países. La población de calle ha sido un grupo especialmente afectado por esta tendencia. Prácticamente invisibilizado en la sociedad, el consumo de estimulantes ha aumentado entre sub-grupos específicos como los trabajadores del sexo, hombres que hacen sexo con hombres y travestis, y hasta el momento las estrategias para aumentar la disponibilidad y el acceso a servicios de prevención y tratamiento son limitadas.

Al mismo tiempo, no existe más la necesidad de infringir la ley para consumir estimulantes. Los estimulantes de prescripción  han aumentado considerablemente en Norte y Sudamérica, posiblemente como una forma que personas comunes encontraron para atender a padrones sociales que constantemente requieren, por ejemplo, la pérdida de peso, un mejor desempeño sexual y en el trabajo, menos tiempo libre o menos horas de sueño.

Preocupados con el consumo de drogas estimulantes y las vulnerabilidades al VIH, un grupo de alto nivel de académicos, investigadores y expertos se reunieron en São Paulo, Brasil, durante la Reunión Técnica Global sobre el consumo de drogas estimulantes y el VIH. La reunión fue organizada por la UNODC y auspiciada por el gobierno brasileño.

El grupo tuvo como principal objetivo discutir y revisar estudios recientes y experiencias de intervención referentes al consumo de drogas estimulantes - incluyendo la cocaína crack y los estimulantes anfetamínicos - y el VIH, y formular un conjunto de recomendaciones a los Estados miembro sobre las intervenciones referentes al VIH entre usuarios de drogas estimulantes.

La participación de expertos de 10 países en la reunión, incluyendo Brasil, India, Rusia, Sudáfrica, Tailandia y Estados Unidos, reveló que el VIH y el consumo de drogas es una preocupación  global y marcó una extensa completa revisión de literatura por parte de la UNODC, levantando posibles respuestas sobre cómo prevenir y tratar el VIH entre personas que utilizan drogas estimulantes inyectables y no inyectables.

"Aún necesitamos conocer mucho más sobre los padrones de consumo de drogas estimulantes, sobre los diferentes grupos que utilizan estas drogas y sobre cómo garantizar que las personas tengan conciencia sobre los riesgos del uso de estas drogas y las vulnerabilidades al VIH. También es fundamental que las personas tengan acceso a tratamiento y atención adecuados", dijo Bo Mathiasen, representante regional de la UNODC para Brasil y el Cono Sur.

Aunque la reunión marcó apenas el comienzo de un proceso más profundo de investigación, recolección de datos y análisis, algunos puntos ya son consenso.

Las vulnerabilidades de consumidores de drogas estimulantes al VIH están asociadas principalmente a prácticas sexuales de riesgo sin protección y prácticas de uso inyectable no seguras.

Olvidados o entre los más estigmatizados grupos de personas, ellas en general no son el blanco de programas de VIH y tienen poco acceso a tratamientos adecuados de dependencia de drogas y antiretrovirales, bien como a programas de prevención al uso de drogas.

"Tenemos que lidiar con una amplia gama de vulnerabilidades adicionales como la homofobia, la situación de calle, la automedicación, ser culturalmente sensibles, y dar atención no solamente a las drogas pero a los diferentes contextos de uso", dijo Christian Kroll, Coordinador Global para VIH/Sida de UNODC.

Todas las noticias