Brasil anuncia contribución anual para fortalecer la labor de la UNODC en la región

12 de marzo de 2012 - El gobierno de Brasil se ha comprometido a hacer una  contribución anual de US$ 2,5 millones para la oficina de la UNODC en Brasilia.

El ministro de la Justicia de Brasil, José Eduardo Cardozo, anunció el viernes pasado en una reunión con el director ejecutivo de la UNODC, Yury Fedotov, que la contribución para este ano estaría disponible de inmediato, destacando que la transformación de la oficina para ampliar la cooperación en la región ofrecerá beneficios más allá de Brasil y toda Sudamérica.

"Brasil comparte 16.000 kilómetros de fronteras terrestres con diez países de Sudamérica que son, naturalmente, difíciles de controlar, debido a la variedad de sus condiciones geográficas. Brasil cree que la UNODC debería reforzar su papel en el fomento de las capacidades de los órganos de los gobiernos para detectar, vigilar, combatir y perseguir las redes del crimen organizado, fortaleciendo la cooperación regional con ese fin", dijo Cardozo.

Brasil es uno de los países piloto donde la UNODC está revisando su manera de prestar asistencia técnica para la implementación de las principales convenciones internacionales sobre las drogas y la delincuencia para satisfacer las necesidades cada vez más cambiantes de los países y sus regiones.

Como parte dese proceso, la oficina de la UNODC en Brasil será transformada en una oficina de Enlace y Asociaciones. La nueva oficina se regirá por los siguientes pilares: advocacy, visibilidad, construcción de sociedades y movilización de recursos; diagnóstico, investigación y análisis de amenazas; trabajo de asesoramiento y capacitación operacional de las contrapartes del gobierno; y desarrollo y gestión de programas.

Fedotov también dijo: "La UNODC valoriza el duradero apoyo que el gobierno de Brasil ha dado a la organización y esperamos ampliar esta colaboración". La UNODC y el gobierno brasileño trabajarán en estrecha colaboración para asegurar una transición suave, incluso a través de la finalización de un "Acuerdo Sede" y mecanismos de financiación pertinentes. La nueva oficina será inaugurada en el último trimestre de 2012 por el ministro Cardozo, otras autoridades del gobierno brasileño y el señor Fedotov.

Este nuevo enfoque implica un aumento de la financiación conjunta de la oficina para apoyar sus funciones clave. Se espera que el gobierno del país sede ofrezca la mayor parte de los recursos necesarios para las operaciones y servicios esenciales de la oficina y que asuma o financie los programas implementados en conjunto en el país de acogida o entre el país de acogida y otros países.

Desde 1991, la UNODC ha apoyado al gobierno de Brasil en la lucha contra el crimen organizado y las drogas. Brasil ha ratificado la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y sus tres Protocolos (contra la trata de personas, contra el tráfico ilícito de migrantes y contra el tráfico de armas de fuego), la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción y las tres convenciones internacionales de fiscalización de drogas.

La entrega estándar de la asistencia técnica de la UNODC, a través de programas regionales, de país o de sus oficinas está actualmente en revisión en diversos países que tienen la experiencia, los recursos y las capacidades para pasar de una típica relación 'donante-beneficiario' para una relación de asociación. Estos países incluyen a China, India, México y la Federación Rusa.

Todas las noticias