Organismos de Naciones Unidas cooperan para acabar con la trata de las personas y el turismo sexual

Photo: Kay Chernush for the U.S. State Department

26 de abril de 2012 - Con una posición firme contra la trata de personas, especialmente el tráfico de niños, en el sector turístico, los jefes de dos organismos de las Naciones Unidas se comprometieron este martes, 24, a erradicar este flagelo oculto, a través de esfuerzos conjuntos. Yury Fedotov, director ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y Taleb Rifai, secretario general de la Organización Mundial del Turismo (OMT), también pidieron una acción mundial concertada en todos los niveles de la sociedad.

"Hoy, nuestros dos organismos están transmitiendo un fuerte mensaje al mundo de que no vamos a ser parte en las actividades que explotan las mujeres y los niños", dijo Fedotov en un evento realizado esta semana durante la 21ª Comisión de las Naciones Unidas de Prevención del Delito y Justicia Penal (CCPCJ).

"Estamos aquí para reiterar el compromiso del sector turístico en combatir la trata de personas, una afrenta inaceptable a los derechos humanos y a la dignidad, y para establecer medidas claras para una cooperación más fuerte en la lucha contra uno de los crímenes más terribles de nuestros tiempos," dijo Rifai.

El lunes, la UNODC y la OMT firmaron un memorando de entendimiento para reforzar la cooperación contra esta forma de explotación. Los organismos van a trabajar juntos en áreas de interés mutuo, incluyendo la adquisición ilegal de bienes culturales, el perfeccionamiento de las políticas del sector privado contra la corrupción y, sobre todo, la prevención de la trata de seres humanos en el sector turístico.

La escalofriante cifra de mil millones de turistas, o uno de cada 7 personas de la población mundial, viajarán al extranjero en 2012 - y el sector está en expansión. Mientras que esta expansión impulsa el crecimiento económico, la creación de empleo y el desarrollo, hay evidencia de que la infraestructura turística también está siendo utilizada para la explotación y el tráfico de personas - y los niños son especialmente vulnerables.

Las víctimas de la trata son más frecuentemente esclavizadas para fines sexuales, pero también se pueden encontrar en las cocinas o haciendo la limpieza de las casas de huéspedes, restaurantes y bares. La infraestructura de turismo puede, a su vez, crear mercados para la explotación de la mendicidad forzada y la venta ambulante en la calle. Incluso, los órganos de las víctimas de la trata se utilizan hoy en día para atraer a las personas que necesitan un trasplante.

El sector del turismo puede y debe desempeñar un papel vital en la prevención de la trata de personas vinculada al turismo, inclusive la explotación sexual, dijo Fedotov. Códigos de conducta para las empresas de turismo se han desarrollado - basados en el Código Ético Mundial para el Turismo de la OMT, aprobado por la Asamblea General de la ONU en 2001 - y se han promulgado leyes que permiten el procesamiento de turistas que se involucran en conducta sexual con niños, en su país de origen. Estos esfuerzos deben reforzarse y desarrollarse, agregó.

En la India, por ejemplo, el Ministerio de Turismo, la UNODC, el sector privado y la organización Save the Children han desarrollado y adoptado conjuntamente un Código nacional de Conducta para el Turismo Seguro y Honorable, con base en el Código Mundial. Hoteleros y operadores turísticos se han comprometido en cumplir con el Código para asegurarse de que ningún profesional involucrado e el sector de la hostelería sea obligado a consumir drogas o se explote sexualmente. El modelo está listo para ser replicado en otros países.

La UNODC también implementa el Proyecto Childhood, una iniciativa de cuatro años financiada por Australia que combate la explotación sexual de niños en cuatro países del Sudeste de Asia - Camboya, Laos, Tailandia y Vietnam - enfocando el turismo en la sub-región de Gran Mekong.

Las compañías hoteleras están llevando a cabo campañas de sensibilización y ofreciendo formación profesional para personas víctimas de la trata. Marriott International, por ejemplo, ha adoptado un enfoque integral sobre estos abusos contra los derechos humanos a través de compromisos con políticas y capacitación de personal. Marriott ejecuta programas de concienciación comunitaria que ayudan a jóvenes vulnerables, inclusive a víctimas rehabilitadas de la trata de personas, brindándoles nuevas oportunidades de vida y formación en sus hoteles.

Informaciones relacionadas:

UNODC e la trata de personas

Todas las noticias