Declaración del Director Ejecutivo de UNODC sobre el Día Internacional de Lucha contra la Corrupción

09 de diciembre, 2012 - En nuestro mundo globalizado, altamente interconectado, la corrupción es uno de nuestros mayores desafíos. No hay país o territorio que no sea afectado por esta amenaza que erosiona las instituciones democráticas y mina el imperio de la ley. La respuesta de la UNODC contra la corrupción está fundada sobre la base de la Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción, la cual fue abierta a la firma de los Estados Miembros, el 9 de diciembre de 2003, en la ciudad de Mérida, México. Esto no es sólo un proyecto, sino la esperanza de un futuro sin corrupción.

Con 164 Países Miembros, la CNUC es casi universal. Las llamadas se realizaron por todos los órganos principales, incluída la Asamblea General de la ONU, el G8 y el G-20, para alentar a los países que aún no han ratificado o no se han adherido a la Convención a que lo hagan. Hoy, invito a la comunidad internacional a mantener este impulso y a los 30 estados miembros restantes de la ONU, que todavía no son parte de la Convención, a que la adopten lo antes posible. Sin embargo, la adopción es sólo el primer paso. Si realmente queremos  tener éxito en la lucha contra la corrupción, cada Estado debe aplicar plenamente la Convención. Los discursos de lucha contra la corrupción deben ser respaldados por acciones de lucha contra la corrupción.

Para lograr estos objetivos, la CNUC ha ido más lejos que cualquier otra Convención, creando un mecanismo de evaluación por pares para obtener una aplicación exitosa. El Mecanismo de Revisión es un proceso global e inclusivo, sin discriminación o clasificaciones.

Y la necesidad es grande. Nuestras sociedades democráticas están basadas en la promoción del desarrollo social y económico, pero en la medida en que la corrupción existe, no puede haber inclusión, oportunidad, ni igualdad. La aceptación de coimas es la negación de la equidad. Por esta razón, es fundamental que los Estados y sus socios se comprometan a adoptar todas las medidas necesarias para enfrentar y eliminar la corrupción.

La UNODC también está profundamente involucrada en la construcción de alianzas necesarias para combatir la corrupción. Estamos dirigiendo un proyecto educativo para la construcción de programas de enseñanza sobre la lucha contra la corrupción y estamos trabajando con el sector privado, de conformidad con el principio 10 del Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

Esto significa fomentar el sector privado para trabajar en asociación con los Estados y con la UNODC einvertir en las zonas del mundo que necesitan atención, lo que contribuye a un régimen más firme contra la corrupción, y mercados competitivos, pero más justos para que las empresas puedan hacer negocios.

La corrupción perjudica el uso imparcial de los recursos naturales y la justa distribución de la riqueza dentro de un mismo país o entre países. Para combatir esto, la UNODC apoya a los Estados Miembros en la gestión de los recursos naturales, a través de iniciativas como el proyecto piloto en la lucha contra el tráfico ilegal de madera en Indonesia.

En el Día Internacional de la Lucha contra la Corrupción, llamo a todos y  todas, en todos los países de todos los continentes, a rechazar la corrupción. Necesitamos su ayuda para ayudar a las millones de personas cuyas vidas se ven afectadas por la corrupción.

Yury Fedotov

Diretor Ejecutivo de la UNODC

Todas las noticias