Bolivia vuelve al convenio sobre drogas de la ONU, mientras que hace una excepción en cuanto a masticación de hoja de coca

16 de enero de 2013 - Bolivia ha dado pasos para volver a ser parte en la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes, enmendada, con una reserva sobre la masticación de la hoja de coca, una práctica tradicional entre su población. La re-adhesión del país fue condicionada a la aceptación por parte de los Estados que han ratificado o se han adherido a la Convención Única de la reserva de conformidad con el artículo 50, Parágrafo 3.

Para que la reserva de Bolivia no pasara, habría sido necesario que una tercera parte de los 183 Estados Partes en la Convención, es decir 61 Estados, objetaran dentro del año siguiente a que el Secretario General presentara la propuesta de reserva ante los Estados Partes. La fecha límite para presentar objeciones expiró el 10 de enero de 2013. En total, 15 países se opusieron a la reserva de Bolivia, lo que permite la reserva.

La re-adhesión de Bolivia entrará en vigor el 10 de febrero de 2013. Bolivia se retiró de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes, modificada, con efectos a partir del 1 de enero de 2012. La Convención de 1961 controla el cultivo del arbusto de coca, e incluye la hoja de coca como estupefaciente. La planta contiene alcaloides que se pueden usar en la producción de cocaína.

UNODC seguirá trabajando en Bolivia, de conformidad con su mandato de apoyo al sistema nacional de control de drogas y la cooperación internacional del país en esta materia.

Todas las historias