Prisiones y detenciones obligatorias de usuarios de drogas en Brasil preocupan expertos de la ONU

UN experts during the press conference28 de marzo de 2013 - La prisión y la detención obligatoria de usuarios de drogas son algunas de las principales preocupaciones planteadas por el Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria, después de una visita de 10 días a Brasil. Durante una conferencia de prensa realizada hoy en la Casa de las Naciones Unidas en Brasília, Vladimir Tochilovsky, miembro del Grupo, dijo: "Durante la visita tuvimos casos de personas que viven en la calle y son dependientes de drogas, y que son aprehendidos, detenidos y encarcelados por la policía, no por crímenes cometidos, sino por una cuestión de salud".

El Grupo señaló que muchas veces esto involucraba usuarios de drogas jóvenes, pobres y sin hogar que fueron detenidos en un esfuerzo por "limpiar" las calles, incluyendo debido a las presiones de grandes eventos que serán realizados en Brasil, como la Copa del Mundo en 2014 y los Juegos Olímpicos en 2016. "La ley no puede ser utilizado para limpiar las calles. No se trata de retirar estas personas de la calle, sino de ofrecer tratamiento a estas personas", dijo Tochilovsky. El Grupo también planteó cuestiones sobre la detención de adolescentes y personas con enfermedad mental, además de advertir en contra de las detenciones basadas en la discriminación.

El uso excesivo de la privación de la libertad, la falta de asistencia jurídica eficaz y la dificultad de los pobres en acceder a la justicia también fueron destacadas por el Grupo como problemas centrales relativos a la detención arbitraria en el país. Actualmente, Brasil tiene una de las mayores poblaciones carcelarias del mundo, con cerca de 550 mil personas, de las cuales 217 mil están en prisión preventiva. "Hay una cultura del uso de la privación de libertad como norma y no como una medida excepcional reservada para delitos graves, tal como exigen las normas internacionales de derechos humanos ... Hay necesidad de elaborar una política pública que no sea sólo para la represión, sino también para la educación", dijo Roberto Garretón, miembro del Grupo de Trabajo.

El grupo de expertos independientes designados por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU para investigar las denuncias de privación arbitraria de libertad visitó varios centros de detención - incluidas prisiones, estaciones de policía, centros de detención de inmigrantes e instituciones psiquiátricas - en Campo Grande, Fortaleza, Río de Janeiro, São Paulo y Brasília y se reunió con las autoridades competentes del Ejecutivo, Legislativos y de los órganos judiciales de los gobiernos federal y estatales, así como con organizaciones de la sociedad civil. El grupo presentó sus conclusiones preliminares a oficiales del gobierno brasileño ayer. El informe final de la visita será presentado al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, en Ginebra, Suiza, en 2014.

Doce agencias de las Naciones Unidas, incluida la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), firmaron en marzo de 2012 una declaración de posición contra las acciones de detención obligatoria de usuarios de drogas. El documento afirma que las acciones de tratamiento para la adicción a las drogas deben tener un enfoque de derechos humanos, con base en la evidencia y ser de carácter voluntario. De acuerdo con la declaración, "la privación de libertad sin el debido proceso legal representa una violación inaceptable de las normas internacionalmente reconocidas de derechos humanos".

Información relacionada:

Declaración del Grupo de Trabajo de las Naciones Unidas sobre la Detención Arbitraria (en portugués e inglés)

Declaración de las agencias de la ONU acerca de la detención obligatoria de usuarios de drogas (en portugués e inglés)

Todas las historias