UNODC y Ministerio de Salud de Brasil traen al país nueva metodología de prevención del uso de drogas en escuelas

Psicólogos, educadores e gestores públicos participan de formación de la metodología Unplugged

Brasília, 13 de agosto de 2013 - La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y el Departamento Técnico de Salud Mental del Ministerio de Salud de Brasil completaron la primera etapa de capacitación para poner en marcha una nueva metodología de prevención del uso de drogas en el contexto escolar. Llamada Unplugged, esta metodología desarrollada por investigadores europeos no tiene precedentes en el país e ya ha sido aplicada con éxito por la UNODC en países del norte de África y del Oriente Medio.

La metodología trata de promover la discusión entre estudiantes de diez a 14 años de edad, en un lenguaje relajado y accesible, acerca de varios problemas y situaciones estresantes que pueden llevar a los adolescentes a usar drogas. Las discusiones también promueven el fortalecimiento de factores protectores, tales como el bienestar psicológico y emocional, las habilidades sociales y la buena relación con los padres, que hacen que los estudiantes sean menos vulnerables al abuso de drogas y a otras conductas negativas.

Todavía en fase pre-piloto, el proyecto alcanzará a finales de año aproximadamente 5.000 estudiantes de escuelas públicas (estatal y municipal) en las ciudades de São Paulo, São Bernardo del Campo y Florianópolis. Seis psicólogos y educadores de los estados de São Paulo y Santa Catarina vieron a Brasilia en julio para asistir a la primera parte de la capacitación, lo que les habilitó como multiplicadores para entrenar a los profesores de escuelas primarias que aplicarán la metodología en las clases. Además de los multiplicadores, unos 25 gestores públicos de las áreas de salud y educación de estas ciudades también participaron en la capacitación.

En agosto se completó la formación de los profesores, que aplicarán la metodología en los tres municipios participantes durante el segundo semestre de 2013, en una serie de 12 clases semanales. El objetivo es ampliar eventualmente la metodología de prevención para todas las escuelas brasileñas que forman parte del Programa de Salud Escolar (PSE), del Ministerio de Salud y del Ministerio de Educación.

El proyecto pre-piloto está dirigido por el Departamento Técnico de Salud Mental del Ministerio de Salud y por la Oficina de Enlace y Partenariado de la UNODC en Brasil. La iniciativa forma parte de las acciones del PSE y también cuenta con el apoyo del Departamento de enfermedades transmitidas sexualmente (ETS), SIDA y Hepatitis Virales del Ministerio de Salud y del Programa Municipal de ETS/SIDA en São Paulo, además de los Departamentos de Salud y Educación de los estados de São Paulo y Santa Catarina y de las ciudades de São Paulo, São Bernardo del Campo y Florianópolis.

Esta acción para prevenir el uso de drogas en las escuelas también responde a las demandas del axis de prevención del programa "Crack, es posible ganar", del gobierno federal. El programa ofrece un conjunto de acciones para combatir el crack y otras drogas, organizados en tres áreas: la atención, la prevención y la atención. Por lo tanto, los esfuerzos de prevención son ahora prioritarios en la política pública de drogas, lo que amplía la posibilidad de intervención en el contexto social.

Todas las historias