El cultivo de coca en el Perú se redujo, según un nuevo informe de la UNODC

Lima, 8 de octubre de 2013 - El cultivo del arbusto de coca disminuyó en más o menos 3,4% en Perú, según el Monitoreo de cultivos de coca 2012 presentado a finales de septiembre por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) y el Gobierno de Perú. La superficie cultivada en 31 de diciembre de 2012 fue estimada en 60.400 hectáreas (ha), abajo del total de 62.500 ha en el año anterior.

Flavio Mirella, representante de la UNODC en Perú, cuya oficina ha producido la elaboración del informe anual junto con el gobierno peruano desde 1999, atribuyó la tendencia positiva de la Estrategia Nacional de Lucha contra las Drogas, que se inició en 2012, junto con los programas que proporcionan medios de vida alternativos para los agricultores . Estos programas han sido especialmente eficaces en el Alto Huallaga, que es uno de los mayores productores de cultivos de coca en el país.

El gobierno erradicó más de 14.230 hectáreas de coca en el Alto Huallaga y Aguaytía. Estas áreas, así como Apurimac-Ene y Valle del río Mantaro (VRAEM), están fuertemente asociados con el narcotráfico y el terrorismo. Sin embargo, la detención de "Artemio", líder de Sendero Luminoso, ha facilitado la participación de las comunidades en los programas de desarrollo alternativo agrícolas.

Las imágenes de satélite y estudios de campo muestran que cerca de 13 regiones participaron en el cultivo de coca en todo el país, con Cusco, Ayacucho y Huánuco registrando las mayores áreas de cultivo, seguido por el área de Palcazu-Pichis-Pachitea, que tenía 25 % de aumento.

La producción total de la hoja de coca alcanzó aproximadamente 129.000 toneladas, una queda de casi 2% en comparación con las 131.000 toneladas de hoja de coca seca producidas en 2011. Se estima que nueve mil toneladas fueron utilizadas para la práctica tradicional de masticar hojas de coca, dejando cerca de 120.000 toneladas a los mercados ilegales.

La producción se concentra principalmente en la región da Baja Amazonas, en la frontera con Colombia y Brasil, que registró un incremento del 73% comparado a 2011. La ubicación de esta zona facilita el transporte de precursores químicos necesarios para producir medicamentos y el tráfico de drogas transnacional. Al igual que en años anteriores, el área de VRAEM condujo a la producción de coca, con más del 56% de los cultivos. El rendimiento promedio nacional de las hojas secas de coca fue de 2,1 toneladas por hectárea, con VRAEM registrando 3,6 toneladas por hectárea, aunque Alto Chicama ha registrado alrededor de 0,9 toneladas por hectárea.

El precio de la hoja de coca directo del productor se mantuve en media de EE.UU. $ 3,3 por kilogramo en 2012. El precio medio de la base de cocaína se redujo en casi 10%, llegando a EE.UU. $ 737 por quilo, mientras que el costo de clorhidrato de cocaína se redujo en un 3%, un costo de $ 990 por kg.

Las aprehensiones de base de cocaína crecieron 40% a alrededor de 20.000 quilos. Las interceptaciones de clorhidrato de cocaína también aumentaron alrededor del 20% a más o menos 12.700 libras.

Información relacionada:

Perú - Monitoreo de cultivos de coca 2012

Todas las historias