Jefe de la UNODC participa de diálogo sobre migración y derechos humanos en la Asamblea General de la ONU

Foto: UNODCViena, 1º de noviembre de 2013 - El Director Ejecutivo de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Yury Fedotov, instó a los Estados Miembros que hagan más para proteger los derechos de los migrantes en la lucha contra el tráfico ilícito de migrantes y la trata de personas.

En el Diálogo de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Migración Internacional y Desarrollo, él señaló que, aunque se ha avanzado en la lucha contra estos delitos, "está claro que se debe hacer más para poner fin a la esclavitud moderna y al abuso de migrantes en las manos de contrabandistas".

"Hemos visto que la falta de conciencia de obligaciones dieron lugar a protección y apoyo inadecuados a las víctimas de trata y tráfico ilícito de migrantes, cuyos derechos han sido violados", dijo.

El Diálogo de Alto Nivel sobre Migración Internacional y Desarrollo se realizó a principios de octubre en la 68a Sesión de la Asamblea General de la ONU en Nueva York.

Fedotov participó de un panel de discusión sobre "Protección de derechos humanos de migrantes en el contexto de prevenir y combatir la trata de personas y el tráfico de migrantes y hacer frente a situaciones de crisis".

El panel se centró en cómo los gobiernos anfitriones, los países de origen y los organismos internacionales podrían proteger adecuadamente las vulnerabilidades y los derechos humanos de los migrantes que son víctimas de tráfico o trata.

Fedotov también tomó la palabra durante dos eventos paralelos: un del Grupo Mundial sobre Migración y otro sobre "Derechos humanos en Fronteras Internacionales", organizado por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ACNUDH) y la Alianza Global contra la Trata de Mujeres.

El evento del ACNUDH se dedicó a la protección de los derechos de los migrantes, independientemente de su estatus migratorio, y en particular de mujeres y niños, en los puntos de tránsito y en las fronteras internacionales.

Fedotov destacó los desafíos que el tráfico ilícito de migrantes por organizaciones criminales representa a las autoridades que intentan garantizar una migración ordenada, mientras que al mismo tiempo se pone en peligro la seguridad de los migrantes y, potencialmente, los somete a tratos degradantes.

"Debemos asegurarnos de que puntos de frontera no se tornen tierras sin ley para los vulnerables", dijo Fedotov.

Él señaló que la UNODC, como protectora de la Convención contra la Delincuencia Organizada Transnacional y sus protocolos, apoya los actores nacionales para cumplir con sus obligaciones y garantizar que la protección de derechos humanos sea integrada a respuestas de la justicia penal a la trata de personas y al tráfico de migrantes, al tiempo que reconoce las presiones a que las autoridades de los estados deben hacer frente en las fronteras internacionales.

"La criminalización del contrabando puede servir para proteger a los migrantes y evitar violaciones de derechos humanos con la detención de contrabandistas y grupos del crimen organizado. Pero el foco debe mantenerse en encontrar y procesar a los verdaderos criminales", dijo Fedotov.

Información relacionada

La UNODC, trata de personas y tráfico de migrantes (en portugués, inglés y español)

Todas las historias