UNODC presenta Normas Internacionales para la Prevención del Uso de Drogas en Simposio Internacional sobre Abuso de Alcohol

São Paulo, 14 de noviembre de 2013 - La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) participó del Simposio Internacional sobre el Abuso de Alcohol, realizado esta semana por el Departamento de Medicina Preventiva de la Universidad Federal de São Paulo (UNIFESP) y por el Centro Brasileño de Informaciones sobre Drogas Psicotrópicas (CEBRID).

El evento, que tuvo lugar en los días 11 y 12 de noviembre en São Paulo, tiene como objetivo promover el debate sobre los programas de prevención, políticas públicas e intervenciones efectivas para lidiar con el abuso de alcohol. El Representante de la Oficina de Enlace y Partenariado de la UNODC en Brasil, Rafael Franzini, participó de la abertura del simposio y habló acerca de las Normas Internacionales para la Prevención del Uso de Drogas , publicadas en marzo por la UNODC.

"Las Normas Internacionales resumen la evidencia científica disponible actualmente, describiendo las intervenciones y políticas que resultaran en medidas de prevención positivas y sus características", dijo Franzini. Él añadió que las Normas Internacionales identifican los principales componentes y características de un sistema eficiente de prevención de drogas de un país.

El evento realizado para 330 personas - incluyendo estudiantes, profesionales y funcionarios del gobierno - también contó con la presencia de renombrados investigadores brasileños y extranjeros, con amplia experiencia en el estudio del abuso del alcohol y de políticas públicas, prevención y estrategias de intervención para reducir daños, especialmente cuando se asocia el estándar de consumo de riesgo de alcohol llamado "binge drinking" en inglés ("consumo excesivo", en traducción libre).

La UNODC espera que las normas orienten gobernantes y entidades de todo el mundo en el desarrollo de programas, políticas y sistemas que funcionen como un investimento seguro y eficaz en el futuro de los niños, los jóvenes, las familias y las comunidades. "Este trabajo se basa y reconoce el trabajo de muchas otras organizaciones que ya ven desarrollando normas y directrices sobre diversos aspectos de la prevención del uso de drogas", dijo Franzini.

Según él, el objetivo principal de prevenir el uso de drogas es ayudar a las personas, especialmente, pero no exclusivamente, a los jóvenes, con el fin de prevenir o retrasar el inicio del uso de drogas, o si ya comenzaran a utilizar, evitar el desarrollo de trastornos como la adicción.

Franzini destacó que el sistema de prevención es eficaz y contribuye para que los niños, jóvenes y adultos participen de manera positiva en las actividades cotidianas. "La ciencia de la prevención ha realizado grandes avances en los últimos 20 años. Como resultado, los profesionales y los gobiernos tienen ahora una mejor comprensión acerca de lo que hace con que las personas sean vulnerables y empiecen a usar drogas, tanto en el ámbito individual y cuanto en el social", dijo Franzini.

Él también resaltó que la ciencia de prevención revela que muchas de las intervenciones y políticas de prevención de drogas también evitan otras conductas de riesgo. "Ciertamente, los jóvenes marginados en las comunidades pobres, con poco o ningún apoyo de la familia y acceso limitado a la escuela están especialmente en riesgo, así como los niños, las personas y las comunidades devastadas por la guerra o los desastres naturales".

Información relacionada

Normas Internacionales para la Prevención del Abuso de Drogas (en inglés y portugués)

Todas las historias