Tratamiento de adicción a drogas: desde la cohesión hacia la coerción

Por Gilberto Gerra, Jefe del Departamento de Prevención de Drogas y Salud de la UNODC

From cohercion to cohesion09 de abril de 2013 - Pensar en políticas públicas relacionadas al consumo problemático de drogas es uno de los grandes desafíos globales de hoy. Respuestas equilibradas y eficaces también debe centrarse en las necesidades de salud de los dependientes sin estigma ni discriminación.

Yuri Fedotov, Director Ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), dijo en la inauguración de la 56ª Sesión de la Comisión de Estupefacientes en marzo que "consideraciones de derechos humanos y salud pública debe estar en el centro de la respuesta internacional al uso de drogas y al VIH". Teniendo en cuenta que uno de los objetivos de las convenciones sobre drogas es proteger la salud de los individuos y de la sociedad de los efectos adversos asociados al uso de drogas, la importancia de acciones que promueven la mudanza de una lógica de punición para una de salud se hace evidente.

Brasil recibió recientemente dos importantes misiones de la ONU: el Relator Especial sobre Tortura, Juan E. Méndez, y el Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria. Ambos mostraron cómo el tratamiento de usuarios de drogas en el país se confunde con penalización en el ámbito de la justicia criminal. Las dos misiones alertaron acerca del riesgo de que la internación involuntaria de usuarios de drogas cruce el "umbral de mal trato, equivalente a tortura, o tratamientos crueles, inhumanos o degradantes", como dijo Méndez.

El Grupo de Trabajo sobre Detención Arbitraria expresó su preocupación por el confinamiento involuntario de usuarios de crack, especialmente niños y adolescentes que viven en la calle, cuyos familiares han informado de dificultades para acceder a informaciones sobre los lugares en que fueron detenidos. Vladimir Tochilovsky, miembro del Grupo, dijo: "Durante la visita tuvimos casos de personas que viven en la calle y son adictos a las drogas, y que son aprehendidos, detenidos y encarcelados por la policía, no por delitos cometidos, sino por una cuestión de salud."

El tratamiento de adicción a drogas debe ser basado en evidencia, voluntario, confidencial y con consentimiento informado, además de ser realizado en la comunidad a través de intervenciones sociales y clínicas en el ámbito del sistema de salud, con un enfoque que siga los principios de ética del cuidado en salud. Acciones de apoyo social que satisfagan las necesidades básicas de refugio y alimento también son esenciales, así como el acceso a programas de educación, generación de ingresos, microcrédito y orientación profesional para promover la reinserción social de los individuos.

El confinamiento involuntario de usuarios de drogas en cárceles o centros de tratamiento debe ser sólo una medida de emergencia por algunos días, basada en informes de al menos dos profesionales de salud, para proteger el individuo y la comunidad en casos de intoxicación aguda, o cuando el individuo pueda poner en peligro su propia seguridad o la de otros. Varios estudios muestran que no existen evidencias de la eficacia de estas medidas, que en realidad refuerzan el estigma, contribuyen al proceso de exclusión, debilitan los vínculos sociales y aumentan el riesgo de infecciones por el VIH.

La UNODC y la Organización Mundial de la Salud destacan la disponibilidad y la accesibilidad como principios necesarios para un tratamiento eficaz de la adicción a drogas. Servicios más accesibles y calificados, con una capacidad mayor de acogida, y menos estigma, pueden ayudar a reducir el uso de medidas legales para hacer con que las personas que necesitan de tratamiento lo empiecen.

Compromiso personal y envolvimiento emocional son esenciales para el desarrollo de un proyecto conjunto de tratamiento humanizado que motive a los pacientes, las familias y las comunidades, presentando de esa manera un camino para transformar los espacios de tratamiento involuntario en espacios comunitarios de cohesión.

* Una versión más breve de este texto fue publicada en la edición impresa del diario O Globo, el 6 de abril de 2013.

Información relacionada:

Desde la cohesión hacia la coerción - El tratamiento de la adicción a drogas a través del cuidado de la salud, no la punición (documento de discusión de UNODC en inglés)

Discurso de apertura de Yuri Fedotov en la Comisión de Estupefacientes (en inglés)

Declaración de las agencias de la ONU acerca de la detención obligatoria de usuarios de drogas (en portugués e inglés)

Prisiones y detenciones obligatorias de usuarios de drogas en Brasil preocupan expertos de la ONU

Todas las historias