Ministro de la SENAD: "la corrupción es un elemento muy importante que forma parte de los grupos criminosos"

Ministro Cesar Aquino (foto: UNODC)21 de mayo de 2010 - La Secretaria Nacional Antidrogas (SENAD) de Paraguay es un de los órganos gubernamentales más respetados del país. Es la institución estatal encargada por mandato de la Constitución Nacional de reprimir la producción y tráfico ilícitos de las sustancias estupefacientes y demás drogas peligrosas, así como los actos destinados a la legitimación del dinero proveniente de dichas actividades e igualmente combatir el consumo ilícito de dichas drogas.

Desde agosto del 2008, la SENAD es comandada por el comisario César Damián Aquino, que ocupa el puesto de Secretario Ejecutivo, con el rango de ministro. En este período, la SENAD viene estrechando lazos con los países vecinos a Paraguay, con fines de ampliar la cooperación para un trabajo más efectivo en la lucha contra el narcotráfico y la delincuencia organizada.

A fines de mayo, el ministro estuvo en Brasilia para participar el Seminario Internacional de Represión de la Delincuencia Organizada, que contó con la presencia de autoridades policiales, parlamentarias, fiscales y del Poder Judicial de la región. En la oportunidad, concedió la siguiente entrevista al sitio de UNODC:

¿Cuales son los principales desafíos que Paraguay enfrenta en la lucha contra el narcotráfico y la delincuencia organizada?

El gran desafío que tenemos es la falta de personal y de recursos humanos en la SENAD, principalmente en la logística y en el seguimiento de inteligencia para el monitoreo de los grupos criminosos.

¿Cómo están organizados los grupos criminosos en Paraguay?

No se tiene organizaciones definidas y mucho menos muy grandes de organizaciones criminales. Hay grupos minúsculos, muy en la frontera con Brasil, que comprende Ciudad del Este, en el departamento de Alto Paraná, Pedro Juan Caballero, en el departamento de Amambay, y Salto del Guairá, que es el departamento Canindeyú. Esos son los departamentos en que se supone hay traficantes o organizaciones brasileras, tales como el Primer Comando de la Capital (PCC) o el Comando Vermelho, que tienen sus miembros diseminados por las costas tanto paraguaya cuanto brasilera. En el año 2008, hicimos la captura del jefe del PCC en Paraguay, que es Antonio Caballero, y que está en la cárcel actualmente, además de otros miembros y gran parte de los miembros brasileros.

¿En términos institucionales, cuales son las principales vulnerabilidades del poder público en Paraguay?

La corrupción que existe en los poderes estatales, sea en Ministerio Público, en la administración de Justicia, que viene a ser el Poder Judicial. Lo mismo ocurre en relación a la seguridad interna, que está a cargo de la Policía Nacional y, por que no decir, también entre miembros de la SENAD que pueden estar recibiendo dinero. La corrupción es un elemento muy importante que forma parte de los grupos criminosos.

¿Cuál es la mejor forma por la cual los países de la región, como Argentina y Brasil, pueden ayudar a Paraguay en este campo?

La mejor contribución que podamos recibir es el intercambio de información en servicios de inteligencia. Lo mas preciado y que más puede ser útil al un grupo que forma parte de la seguridad, como la Secretaría Nacional Antidrogas o cualquier otra, es el servicio de inteligencia de intercambiar información.

¿Cómo usted evalúa la colaboración legal mutua entre los países de la región, en término, por ejemplo, de pedidos de extradición?

De todos los países con los cuales tenemos pedido de extradición, no hay pedido que ha sido fracasado, salvo caso en que el Poder Judicial no de espacio a una petición, sea por algún problema jurídico o que hagan creer que haya algún problema jurídico, pero normalmente se da. Paraguay y la SENAD han extraditado mucho a varios países, como los Estados Unidos de América y Brasil.

Todas las noticias