Bajo el mandato de hacer un mundo más seguro lejos de drogas y crimen, la UNODC está comprometida con el apoyo a los Estados miembros en la implementación de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la cual reúne varios elementos dentro un marco comprensivo y progresista, y reconoce de manera explícita la correlación entre el desarrollo sostenible y la lucha contra las drogas y los delitos, incluyendo la corrupción y el terrorismo.

La Agenda 2030 refleja un cambio en el pensamiento global sobre cómo los temas transversales - entre ellos el estado de derecho y los sistemas de justicia, efectivos, justos y humanos - son facilitadores del crecimiento, y cómo su ausencia impide el desarrollo en países de cualquier nivel de ingresos. Por lo tanto, la Agenda 2030 es un medio para asegurar que los esfuerzos en todos los niveles sean integradores e inclusivos, estén respaldados por alianzas de múltiples actores y sean apoyados por el aumento en la coherencia y la integración de las políticas, y la disminución de aquellos sitios aislados en que el abordaje de la prevención del delito y el control de drogas no están plenamente integrados a los planes de desarrollo.

En este sentido, la Agenda 2030 no reemplaza o sustituye los mandatos principales de la UNODC, sino que ayuda a la Oficina a ubicar y comunicar sus labores en el contexto más amplio de las prioridades nacionales y mundiales en materia de desarrollo sostenible. Por esta razón, la UNODC provee a los Estados miembros de un apoyo significativo para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible a través de una gestión de enfocada en los resultados de proyectos y programas.

 

Publicaciones

 

2019

2018

2017

2015

2013