Estrategia de la Oficina de Enlace y Partenariado (LPO)

 

La estrategia es el resultado de la estrecha cooperación ente UNODC y México. Como resultado de la cooperación, se ha hecho una re-nivelación de la oficina para instituirla como Oficina de Enlace y Partenariado. Esta nueva relación hace uso de la experiencia y los conocimientos nacionales. A su vez, realinea las prioridades para una cooperación mutuamente beneficiosa en el ámbito regional y multilateral. La base de esta nueva relación está desarrollada a través de una planificación estratégica de generación e intercambio de información, y el análisis de tendencias para apoyar vis -a- vis las sinergias que se benefician de la Cooperación Sur-Sur.

En este contexto, UNODC apoyará a México en la definición y aplicación de un enfoque global de las cuestiones de la delincuencia transnacional organizada, el tráfico de drogas, el lavado de dinero, la trata de personas, el tráfico ilícito de migrantes, el tráfico de armas, la lucha contra la corrupción y el combate a los delitos contra la vida silvestre y los bosques

La Oficina de Enlace y Partenariado dirigirá sus esfuerzos hacia el desarrollo de respuestas innovadoras a los desafíos existentes y emergentes, así como a la provisión de capacidades técnicas a los gobiernos federal, estatal y municipal de México. Además, la Oficina promoverá centros de excelencia en áreas estratégicas y trabajará para desarrollar modelos eficientes e identificar las mejores prácticas para mejorar el compromiso conjunto de retos transnacionales.

El diseño e implementación de una política de vanguardia debe basarse en líneas concretas de trabajo, por lo que se cuenta con las habilidades de análisis y el fortalecimiento institucional de UNODC. El objetivo general es hacer el mejor uso de las oportunidades que surgen como consecuencia de que México forme parte de las convenciones y tratados de las Naciones Unidas en relación con el mandato de UNODC.

Con estas medidas se pretende integrar de forma puntual la asistencia técnica que UNODC brinda a los países de la región. La asistencia se logrará a través del fomento de apoyos y vinculaciones para evitar duplicar esfuerzos y aprovechar al máximo la cooperación internacional disponible. De esta manera se logrará efectivizar la coordinación inter-institucional en cada país.