BOLETÍN INFORMATIVO

Ciudad de Managua, Nicaragua, 24 de junio de 2009. El Día de hoy se llevó a cabo la inauguración de la Reunión de  Ministros de la Conferencia Ministerial Sobre Tráfico Ilícito de Drogas, Delincuencia Organizada Transnacional y Terrorismo como Desafíos para la Seguridad y el Desarrollo en Centroamérica, organizada de manera conjunta por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) y el Gobierno de Nicaragua.

En su segundo día de trabajo, la Reunión de Ministros fue inaugurada por los Sres. Francis Maertens, José Manuel Martínez Morales, Sub Director Ejecutivo y Representante Regional para México, Centroamérica y el Caribe respectivamente ambos de la UNODC, acompañados por la Ministra de Gobernación de Nicaragua, la Sra. Ana Isabel Morales Mazún, el Dr. Juan Daniel Alemán, Secretario General del SICA y el Embajador Alexandre Addor-Neto, Secretario de Seguridad Multidimensional de la Organización de Estados Americanos.

En la reunión se dieron cita los Ministros y Viceministro de las áreas de Seguridad y Justicia de los países de Belice, Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, República Dominicana, así como la delegación de México con el fin de buscar líneas de cooperación entre los países para fortalecer las instituciones de estas áreas en cada uno de los países.

La reunión fue presidida por la Ministra de Gobernación de Nicaragua, el Secretario General del SICA y Director de Operaciones de la UNODC. Durante el día, se realizó un debate entre los participantes sobre Programa de Reforzamiento al Plan de Acción de la Estrategia de Seguridad Centroamérica y México, el cual fue elaborado, el día de ayer por expertos de dichos países.

La reunión concluyó con la firma unánime de una Declaración Política por parte de los representantes de los países, en la cual se comprometieron acoger el Programa de UNODC,  para el reforzamiento del Plan de Acción de la Estrategia de Seguridad de Centroamérica y México, acordando trasladarlo a la Comisión de Seguridad de Centroamérica para su estudio e implementación en el marco de la Estrategia de Seguridad de Centroamérica y México, así como, de la institucionalidad del sistema de Integración Centroamericana. Asimismo, acordaron trabajar de acuerdo a lo establecido por las diferentes Convenciones, Protocolos y Resoluciones de las Naciones Unidas en los temas relativos a seguridad, combate a la delincuencia organizada, las drogas, la corrupción y el terrorismo.

De la misma forma, los países reconocieron la importancia de la asistencia judicial internacional y de la asistencia técnica en las distintas áreas de seguridad, se alentó a la sociedad civil y la las organizaciones no gubernamentales a sumarse al esfuerzo de los gobiernos a esta lucha, a través de la prevención de la violencia y el delito. Finalmente, instaron a la comunidad internacional a brindar a poyo a las diferentes iniciativas dirigidas a fortalecer las capacidades de  los países de la región  en el marco de las estrategias, planes y programas que ya se encuentran diseñados y adecuados a las necesidades de cada país. Por último, cabe mencionar, que se comprometieron armonizar políticas a nivel nacional y regional, en las áreas antes mencionadas.