"La globalización del delito: evaluación de la amenaza que plantea la delincuencia organizada transnacional"

VIENA, 17 de junio. El informe, "La globalización del delito: evaluación de la amenaza que plantea la delincuencia organizada transnacional" fue  presentado hoy ante el Consejo de Relaciones Exteriores en Nueva York, por parte del Sr. Antonio María Costa, Director Ejecutivo de UNODC, quien declaró que "pese a la intrínseca dificultad que entrañan las investigaciones sobre la delincuencia, la UNODC ha podido documentar el enorme poder y el alcance global de las mafias internacionales".

 

Este informe se centra en los principales flujos del tráfico de drogas (cocaína y heroína), de armas de fuego, productos falsificados, recursos naturales robados, y de la trata de personas con fines de sexo o trabajo forzoso, así como el contrabando de migrantes. También abarca la piratería marítima y los delitos informáticos. De esta forma se muestra hasta qué punto los flujos ilícitos afectan al mundo entero.

 

Dentro de las principales conclusiones del informe se destacan:

 

  • Las dos corrientes más importantes para el tráfico de migrantes son de África a Europa y de América Latina a los Estados Unidos.

 

  • Europa es el mercado de heroína de mayor valor regional (20 mil millones de dólares de los EE.UU.) y en la actualidad Rusia por sí solo, es el país de mayor consumo de heroína del mundo (70 toneladas).

 

  • El mercado de la cocaína de América del Norte se está reduciendo, debido a una menor demanda y una mayor aplicación de la ley. Esto ha dado lugar a una pugna por su dominio entre mafias de traficantes, en particular en México, y a nuevas rutas de drogas.

 

  • El mercado mundial de armas de fuego ilícitas se estima entre 170 y 320 millones de dólares de los EE.UU. al año, es decir, entre el 10 y el 20% del mercado lícito.

 

  • El número de ataques de piratería en el Cuerno de África se ha duplicado en el último año (de 111 en 2008 a 217 en 2009), y siguen aumentando.

 

  • El hurto de identidad afecta a más de 1,5 millones de personas al año lo que supone una pérdida económica estimada en 1.000 millones de dólares de los EE.UU., mientras que la delincuencia informática está poniendo en peligro la seguridad de las naciones: se ha burlado la seguridad de redes eléctricas, tráfico aéreo e instalaciones nucleares.

 

 

En el informe se hace hincapié en que, dado que la delincuencia ha adquirido dimensiones  mundiales, las respuestas nacionales son insuficientes: simplemente trasladan el problema de un país a otro. ver el informe