Informe Mundial sobre las Drogas: los mercados de la droga se estabilizan, pero aumenta el consumo de drogas sintéticas y de venta con receta

Nueva York/Viena. 23 de junio de 2011. Según el Informe Mundial sobre las Drogas 2011 (www.unodc.org/wdr), los mercados mundiales de cocaína, heroína y cannabis se redujeron o se estabilizaron, pero aumentaron la producción y el abuso de opioides y de nuevas drogas sintéticas, de venta con receta. El cultivo ilícito de adormidera y arbusto de coca siguió limitándose a unos pocos países. Si bien se registró un brusco descenso de la producción de opio y una reducción moderada del cultivo de coca, en general, la fabricación de heroína y cocaína seguía siendo significativa.

El informe más importante de las Naciones Unidas en materia de drogas ha sido presentado hoy en la Sede de las Naciones Unidas por Ban Ki-moon, su Secretario General; Yury Fedotov, Director Ejecutivo de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC); Joseph Deiss, Presidente de la Asamblea General; Gil Kerlikowske, Director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas de los Estados Unidos; y Viktor Ivanov, Director del Servicio Federal Ruso de Fiscalización de Drogas.

En todo el mundo unos 210 millones de personas, es decir, el 4,8% de la población
de 15 a 64 años de edad, consumieron sustancias ilícitas como mínimo una vez durante el último año. El consumo general de drogas, incluido el consumo problemático (0,6% de la población de 15 a 64 años) se mantuvo estable. Sin embargo, se disparó la demanda de sustancias no sometidas a fiscalización internacional, como la piperazina y la catinona. Además, se imitan los efectos del cannabis mediante cannabinoides sintéticos, también conocidos como "spice".

Menos opio en el Afganistán, ligero aumento en Myanmar

En 2010, la superficie dedicada al cultivo de adormidera a nivel mundial fue de unas
195.700 hectáreas, un pequeño aumento con respecto a 2009. En cambio la producción de opio descendió un 38%, a 4.860 toneladas, debido a una plaga que prácticamente acabó con la cosecha de opio en el Afganistán. Aun así, la mayor parte del opio siguió produciéndose en ese país (3.600 toneladas, o sea el 74% del total mundial). Mientras que en el Afganistán el cultivo de adormidera permaneció estable, la tendencia mundial se vio principalmente afectada por el aumento del cultivo en Myanmar, que en 2009 fue del 20%, aproximadamente. En consecuencia, la producción de opio en Myanmar, que en 2007 representaba el 5% de la producción mundial, alcanzó el 12% en 2010. Entre 2007 y 2010, la producción mundial de opio se redujo un 45%, sobre todo debido a su escaso rendimiento en 2010, pero es poco probable que esa tendencia persista. "Aunque en este año se haya mantenido estable la superficie de cultivo de adormidera, según nuestras conclusiones preliminares la producción de opio afgano probablemente volverá a alcanzar niveles altos en 2011", advirtió el Sr. Fedotov.

Se reduce el cultivo mundial de coca debido a la disminución en Colombia; se contrae el mercado de cocaína en los Estados Unidos

En 2010, la superficie total de cultivo de coca se redujo a 149.000 hectáreas, un 18% menos con respecto a 2007. Durante ese período la producción potencial de cocaína se redujo aproximadamente en una sexta parte, reflejo del considerable descenso de la producción de cocaína en Colombia. Por consiguiente, los pequeños aumentos registrados en el Perú y en el Estado Plurinacional de Bolivia no contrarrestaron esa disminución.

El mercado de cocaína de los Estados Unidos ha experimentado notables descensos en los últimos años. No obstante, los Estados Unidos siguen siendo el mercado de cocaína más grande, cuyo consumo en 2009 se estimaba en 157 toneladas, equivalente al 36% del consumo mundial. El segundo mercado mundial de cocaína es Europa, sobre todo Europa occidental y central, donde el consumo se estima en 123 toneladas.

Durante el último decenio, el consumo de cocaína en Europa se ha duplicado (si bien en los últimos años en gran medida se ha mantenido estable). Se calcula que en 2009 se traficaron unas 21 toneladas de cocaína con destino a Europa a través del África occidental. Representa una disminución con respecto a dos años atrás, cuando probablemente el total alcanzó
las 47 toneladas.

Por otra parte, los precios de mercado de la cocaína han bajado de forma perceptible desde mediados de los años noventa. Hace tan solo un decenio, el mercado norteamericano de cocaína era cuatro veces mayor que el de Europa. Hoy día, el valor estimado del mercado europeo de cocaína (36.000 millones de dólares de los Estados Unidos) se acerca al del mercado estadounidense (37.000 millones de dólares).

El cannabis - la droga preferida en el mundo

El cannabis sigue siendo, con creces, la sustancia ilícita más producida y consumida en todo el mundo, aunque se dispone de datos limitados a ese respecto. En 2009, entre el 2,8% y el 4,5% de la población mundial de 15 a 64 años de edad (es decir, entre 125 y 203 millones de personas) habían consumido cannabis al menos una vez durante el año anterior.

La producción de hierba de cannabis (marihuana) está muy difundida, sobre todo en América y África, mientras que la producción de resina de cannabis (hachís) sigue concentrándose únicamente en dos países: Marruecos, que abastece los mercados de Europa occidental y África septentrional, y el Afganistán, que abastece los mercados de Asia sudoccidental. La resina de cannabis fue mucho más rentable que el cultivo de adormidera en 2010 en el Afganistán.

Drogas sintéticas: Asia sudoriental y África reciben poca atención

La subida vertiginosa de la producción, el tráfico y el consumo de estimulantes de tipo anfetamínico, junto con el resurgimiento del cultivo de adormidera y el tráfico de heroína, son motivo de gran preocupación en el Asia sudoriental. "La moda de las drogas sintéticas de diseño que imitan a las sustancias ilegales neutraliza los progresos observados en los mercados tradicionales de la droga", dijo el Director Ejecutivo.

"En el Triángulo de Oro ya no se trata solamente de opio; es un negocio que atiende los deseos de los consumidores. La comunidad internacional parece haber bajado la guardia en materia de fiscalización de drogas en Asia sudoriental", afirmó. "Debemos actuar con determinación en todos los frentes antes de que la región vuelva a convertirse en un centro importante de producción y tráfico de drogas."

Muchas sustancias no reglamentadas se comercializan como "drogas legales" y sustitutos de estimulantes ilícitos, como la cocaína o el éxtasis. La metanfetamina, sustancia sumamente adictiva, se propaga en toda el Asia oriental, y en América del Norte su consumo empezó a repuntar en 2009, tras varios años de descenso. De hecho, 2009 fue el año en que se incautaron más drogas sintéticas, principalmente debido a las interceptaciones de metanfetamina
-que aumentaron en más de un tercio de 2008 (11,6 toneladas) a 2009 (15,8 toneladas)- registradas en su mayor parte en Myanmar. Si bien este país es una de las principales fuentes de comprimidos de metanfetamina en Asia sudoriental, África es también una nueva fuente de metanfetamina destinada a Asia oriental.

Hacia una respuesta multilateral más firme a las drogas ilícitas

El Sr. Fedotov subrayó el principio de la "responsabilidad compartida" y la necesidad de desplegar esfuerzos a nivel nacional, regional e internacional para elaborar una estrategia integral a fin de combatir el cultivo, la producción y el tráfico de drogas. La UNODC ha liderado varios mecanismos regionales con objeto de hacer frente al problema del opio del Afganistán, como la Iniciativa del Pacto de París, la Iniciativa Triangular y el Centro Regional de Información y Coordinación de Asia Central. "Estos mecanismos podrían servir de modelo para otras regiones como el Asia sudoriental o América Central", dijo Fedotov.

"Las drogas provocan unas 200.000 muertes por año. Dado que las personas con un problema de consumo de drogas más grave constituyen la mayor parte de la demanda de drogas, tratar ese problema es uno de los mejores medios de reducir el mercado", afirmó.

En 2009, los Estados Miembros reafirmaron la validez del régimen de fiscalización internacional de drogas, durante la serie de sesiones de alto nivel de la Comisión de Estupefacientes. "En este año se conmemora el quincuagésimo aniversario de la Convención Única de 1961 sobre Estupefacientes, piedra angular del sistema de fiscalización internacional de drogas. Sus disposiciones siguen siendo válidas y muy pertinentes, al igual que su objetivo principal de proteger la salud", dijo Fedotov.

Para más información, sírvase dirigirse a las siguientes personas de contacto:

En Viena:

Alun Jones, Jefe de Comunicaciones y de la Sección de Promoción: UNODC

Teléfono: (+43-1) 26060-5726 | Móvil: (+43-699) 1459-5726 | Correo electrónico: alun.jones@unodc.org

En Nueva York:

Simone Monasebian, Representante y Jefa de la Oficina de Enlace en Nueva York: UNODC

Teléfono: (+1-212) 963-5631 | Móvil: (+1-917) 294-5762 | Correo electrónico: monasebian@un.org

En Londres:

Karen Davies, Oficial Encargada para el Reino Unido e Irlanda: Centro Regional de Información de
las Naciones Unidas para Europa Occidental

Teléfono: (+32-2) 788-8473 | Móvil: (+32-473) 26-22-55 | Correo electrónico: davies@unric.org

Información relacionada:

World Drug Report 2011

World Drug Campaign