El Programa de Control de Contenedores de la UNODC-OMA da la bienvenida a sus primeros miembros del Caribe

22 de agosto de 2012

El Programa de Control de Contenedores (CCP) fue desarrollado por la Oficina de las Naciones Unidas contra las Drogas y el Delito (UNODC) y la Organización Mundial de Aduanas (OMA) con el propósito de asistir a los Gobiernos en la creación de estructuras sostenibles de aplicación en puertos marítimos seleccionados para disminuir el riesgo que contenedores marítimos sean explotados y utilizados para el tráfico ilícito de drogas, crimen organizado y otras actividades del mercado negro.

El CCP ha experimentado una rápida expansión en Latinoamérica con significativo éxito. Los siguientes datos reflejan los resultados del CCP en las Unidades Operativas de Control de Puertos en Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Panamá y Paraguay para el período enero-agosto 2012:

  • Droga: Más de 10 toneladas de cocaína y heroína incautadas
  • Precursores químicos: 143,244 kg y 239,986 litros de varios químicos (por confirmar)
  • Mercancías falsificadas: 25 contenedores transportando una gran variedad de productos incluyendo medicinas y mercancías de marcas
  • Cigarrillos: 4 Contenedor (no aptos para el consume humano)
  • Patrimonio Cultural: 2 contenedores con 2 cañones y 4 ruedas del antiguo tren de Panamá que datan de 1909, robados del Fuerte de San Lorenzo, que forman parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad UNESCO fueron incautados en Panamá
  • Flora y Fauna Protegida: 3 contenedores que contenían madera protegida incautados
  • Patrimonio Paleontológico: 13,880 Kg de madera petrificada (fósiles que datan de más de 250 millones de años)

Entre el 20 y el 22 de Agosto los dos primeros Estados del Caribe que firmaron memorandos de entendimiento con UNODC fueron Surinam y Guyana, y se espera que el 15 de Octubre las dos Unidades de Control Conjunto se encuentren operativas trabajando en los puertos más importantes de los dos países.

Como los Estados Latinoamericanos implementan medidas para fortalecer el control fronterizo y la seguridad, el Caribe se ha vuelto aún más vulnerable para el flujo de drogas ilícitas a través de la explotación de contenedores marítimos. En 2011, El Puerto de Georgetown en Guyana registró un tráfico anual de contenedores de 61,500 TEUs (9,850 TEUs en 2010), de los cuales 38,799 TEUs fueron importados y 34,708 TEUs exportados, mientras que las mediciones más recientes de Surinam colocan el tráfico de contenedores a través del Puerto Nieuwe Haven en 56,600 TEUs.

Guyana y Surinam, debido a su ubicación geográfica y desafíos, enfrentan serias amenazas del crimen organizado internacional que afectan directamente la cadena de suministro del comercio en contenedores. En este contexto, los Gobiernos de ambos países han expresado proactivamente un gran interés en participar en el Programa así como también, han promovido fuertemente el establecimiento de Unidades inter-Institucionales de Control Portuarias en los principales puertos de sus respectivos países.

La firma de los memorandos de entendimiento del Programa de Control de Contenedores por los Gobiernos de Guyana y Surinam es un ejemplo clave de los esfuerzos de UNODC para incrementar y renovar su presencia en el Caribe. Estos esfuerzos se consolidarán con el restablecimiento de una Oficina de UNODC en el Caribe (bajo la Oficina Regional en Panamá), la cual entrará en funcionamiento a principios de 2013 y se centrará específicamente en la ejecución de programas dentro del mandato de UNODC que han sido diseñados o adaptados para la situación única de la Región.