Cada año el tráfico ilícito de migrantes genera miles de millones de dólares para los criminales

 

(11 de septiembre de 2012).- Se estima que cada año los traficantes obtienen ganancias cercanas a los $6.75 mil millones de dólares provenientes del tráfico ilícito de migrantes, ésto tan solo en dos de sus principales rutas que son: a) desde el Norte, Este y Oeste de África hacia Europa; y, b) desde Centro y Sudamérica hacia los Estados Unidos. Como una forma de delincuencia organizada transnacional, la visibilización del fenómeno del tráfico ilícito de migrantes forma parte de una nueva campaña de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

La campaña de sensibilización, la cual tiene como objetivo atraer la atención hacia varios aspectos de la delincuencia organizada transnacional, puede ser conocida a través de la página web www.unodc.org/toc, la cual incluye un video que ha sido difundido en internet en la página www.youtube.com/unodc así como a través de emisoras internacionales. Este video ilustra los principales costos económicos y sociales de la delincuencia organizada, incluidos los relativos al tráfico ilícito de migrantes. La página de la campaña incluye una sección dedicada y una hoja informativa sobre este crimen.

 

El tráfico ilícito de migrantes consiste en la facilitación de la entrada ilegal de una persona en un Estado Parte del cual dicha persona no es nacional o residente permanente con el fin de obtener, directa o indirectamente, un beneficio financiero u otro beneficio de orden material. Este crimen es a menudo perpetrado por redes de delincuencia organizada que se aprovechan de la falta de oportunidades legales para los inmigrantes que buscan una vida mejor. Siendo que los canales legales de inmigración son cada vez más limitados, un número creciente de personas buscan la intervención de los traficantes, quienes toman cada vez medidas más arriesgadas para eludir los controles fronterizos. Dado que el tráfico ilícito de migrantes es una actividad ilegal altamente rentable con un riesgo relativamente bajo de detección, se ha convertido en un negocio muy lucrativo para los delincuentes.

La evidencia indica que los traficantes se están volviendo más y más organizados, estableciendo  redes profesionales que trascienden las fronteras y abarcan todas las regiones. Al igual que con otras formas de delincuencia organizada, los grupos involucrados han incrementado las operaciones de cambio de rutas, en un intento de expandirse a otros mercados.

Las rutas del tráfico pueden iniciar y terminar en el mismo continente, ser transcontinental o implicar un tránsito por un tercer continente. En los Estados Unidos, hay un estimado de tres millones de entradas ilegales de América Latina hacia los Estados Unidos cada año, lo cual genera uno ingreso anual de alrededor de $ 6,6 mil millones de dólares para los criminales. Entre el Este, Norte y Oeste de África y Europa, se estima que unos 55.000 inmigrantes son traficados cada año, retribuyéndole a las redes criminales unos $ 150 millones en ingresos ilícitos.

Como las redes del tráfico se expanden, la seguridad y la vida de los migrantes objeto de tráfico siguen estando en riesgo: muchos mueren sofocados en contenedores, perecen en el desierto o se ahogan en el mar mientras están siendo traficados. Entre 1996 y 2011, al menos 1.691 personas perdieron la vida al intentar viajar en el desierto y sólo en 2008 otras 1.000 muertes se produjeron como resultado de rutas marítimas.

Además de la pérdida de vidas y graves abusos contra los derechos humanos que sufren los migrantes al emprender arduos y arriesgados viajes, el tráfico ilícito de migrantes incluye otras formas de delincuencia organizada en los países de origen, tránsito o destino. Los traficantes son conocidos por sobornar a funcionarios del gobierno y/o fronterizos a fin de obtener documentación falsa aumentando así la corrupción.

Los traficantes  también son conocidos por falsificar documentos de identidad y de viaje para ellos y para las personas que se introduce de manera ilegal.

La clave para combatir el tráfico ilícito de migrantes es aumentar la cooperación internacional, reforzar la coordinación nacional y garantizar que las leyes de los países involucrados están armonizadas con el fin de solventar las lagunas legales. Además, las cuestiones migratorias y de desarrollo deben ser examinadas con atención para comprender mejor las causas de raíz y evitar que los grupos delictivos organizados obtengan provecho de los grupos vulnerables.

Como custodio de la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y el Protocolo contra el Tráfico Ilícito de Migrantes, UNODC trabaja en apoyar a los Estados Miembros en la implementación de ambas herramientas más allá de su ratificación. El Protocolo contra el Tráfico Ilícito de Migrantes tiene como objetivo prevenir y combatir el tráfico ilícito de migrantes, proteger los derechos de los migrantes objeto de tráfico ilícito y promover la cooperación entre los Estados.

UNODC también ayuda a los Estados a promulgar leyes que penalizan la participación en el tráfico de migrantes y capacita a los oficiales encargados de hacer cumplir la ley, así como a los fiscales de todo el mundo sobre cómo tratar los casos de tráfico ilícito de migrantes.

En julio de 2012, UNODC asumió la presidencia del Grupo Mundial sobre Migración -  un grupo interinstitucional de las Naciones Unidas que reúne a los jefes de organismos- encargado de promover la aplicación de todos los instrumentos internacionales y regionales pertinentes, las normas relativas a la migración, así como para fomentar la adopción de enfoques más coherentes, integrales y una mejor coordinación enfocada en la migración internacional.

UNODC México

En materia de cooperación internacional UNODC organizó en alianza con los Estados Unidos Mexicanos y con el apoyo de la Unión Europea, la primera conferencia internacional sobre el tráfico ilícito de migrantes: retos y avances en la implementación del Protocolo contra el tráfico ilícito de migrantes por tierra, mar y aire. En el encuentro celebrado en la Ciudad de México del 16 al 18 de abril de 2012, participaron expertos de los cinco continentes que intercambiaron buenas prácticas en la investigación del tráfico ilícito de migrantes con más de 200 funcionarios de gobierno y representantes de la sociedad de México y América Central.

Para más información visite http://www.unodc.org/mexicoandcentralamerica/es/TIM.html

En el ámbito de capacitación, UNODC adaptó al contexto de México y América Central los manuales de capacitación básica y avanzada sobre la investigación y enjuiciamiento en materia de tráfico ilícito de migrantes en dos talleres que tuvieron lugar en La Antigua, Guatemala, y Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, México, en octubre de 2011 y enero de 2012, respectivamente. Estas actividades contaron con la activa participación de fiscales y policías centroamericanos y mexicanos quienes aportaron valiosos insumos para la adecuación de este material.

En febrero de 2012 UNODC organizó en San José, Costa Rica, un taller piloto para el fortalecimiento de capacidades de investigación y persecución del delito de tráfico ilícito de migrantes dirigido a policías, agentes del Ministerio Público, funcionarios de migración y jueces.

Finalmente, en agosto de 2012 UNODC llevó a cabo un proceso de asistencia legislativa en El Salvador y Guatemala con la finalidad de promover marcos normativos que sancionen el tráfico ilícito de migrantes, en línea con las disposiciones del Protocolo correspondiente.

Las actividades enunciadas forman parte de la "Alianza Estratégica" que UNODC y el Gobierno Federal de México establecieron con miras a prevenir y combatir este delito tanto en México como en la región centroamericana. Para mayor información sobre este proyecto favor contactar a mariana.alegret@unodc.org.