El Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre y PROFEPA coordinan esfuerzos internacionales para combatir el tráfico ilegal de la vida silvestre y delitos contra los bosques 

+ Coinciden en que se trata de un negocio millonario a nivel mundial que pone en riesgo los ecosistemas.

+ Inicia operaciones una alianza estratégica que permitirá contar con un diagnóstico sobre  las capacidades jurídicas de México para combatir este ilícito.

 

Ciudad de México, 11 de septiembre de 2014. Como parte del "Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre", la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) celebra el principio operativo de la alianza estratégica con la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) en un evento de alto nivel con dependencias gubernamentales.

El tráfico de flora y fauna es un negocio millonario a nivel mundial que pone en riesgo ecosistemas y amenaza los medios de subsistencia de las comunidades rurales así como la salud humana en general. En México, uno de los países más biodiversos del mundo, este delito afecta a especies endémicas y en peligro de extinción con enormes riesgos para el patrimonio biológico del planeta entero, entre éstas la vaquita marina, la totoaba macdonaldi, y el pepino de mar, así como varios tipos de tortugas marinas, cactáceas y pericos.

Con la intención de responder a este creciente delito, el Consorcio Internacional para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre y PROFEPA han iniciado un proyecto el cual permitirá conocer las capacidades de México para prevenir y combatir dicho tráfico, con base en las "Herramientas para el análisis de los delitos contra la vida silvestre y los bosques" elaboradas por el Consorcio. El "Consorcio" es el resultado de una alianza entre UNODC, la Secretaría de la CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres), INTERPOL, el Banco Mundial y la Organización Mundial de Aduanas.

El evento de lanzamiento fue encabezado por el Procurador, Guillermo Haro Bélchez y el Representante de UNODC para México, Antonio L. Mazzitelli. "Esta alianza representa una  semilla que se plantará para fortalecer el tema de la protección ambiental  a través de la persecución de las organizaciones criminales que operan en el mercado negro de especies", señaló Mazzitelli. Jorge Eduardo Ríos, Jefe del Programa Global para Combatir los Delitos contra la Vida Silvestre y los Bosques, y de misión en México para esta ocasión, afirmó que "el trabajo contemplará un conjunto de actividades en gabinete y en campo, y se espera que ésto sea un primer paso dentro de una amplia gama de actividades que UNODC y el ICCWC pueden desarrollar conjuntamente con el gobierno para hacer frente a las organizaciones criminales que trafican fauna y flora".  Por su parte, los funcionarios de PROFEPA resaltaron la necesidad de generar mecanismos de sensibilización entre la población como medida preventiva y de conservación ambiental así como establecer una estrategia nacional integral. En particular el Subprocurador de Recursos Naturales,  Alejandro del Mazo Maza afirmó que con las herramientas emanadas de esta Alianza se creará una estrategia nacional para la investigación y persecución de este tipo de delitos y con ello reducirlos drásticamente.

En la reunión estuvieron también presentes el Asesor Regional de UNODC, Felipe De La Torre y el Comisionado Nacional de Áreas Naturales Protegidas, Mtro. Luis Fueyo, así como representantes de la PGR, Policía Federal, INTERPOL, Secretaría de Marina,  Secretaría de Relaciones Exteriores, Aduanas, SEMARNAT y CONABIO.

  m m m

 

 

m mm  m

 

m mm m