Niños, casi un tercio de víctimas de trata de personas: informe de UNODC

Informe de 2016 resalta el reclutamiento o rapto de niños por parte de grupos armados para matrimonios forzados, explotación sexual o como combatientes

 

Nueva York / Viena, 21 de diciembre de 2016 - Casi un tercio del total de víctimas de trata de personas a nivel mundial son niñas y niños, de acuerdo con un informe presentado hoy por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés). Además establece que las mujeres y niñas comprenden el 71 por ciento de las víctimas.

"La trata de personas con fines de explotación sexual y trabajos forzados continúan siendo las modalidades más detectadas de este delito. Sin embargo, existen también víctimas de trata de personas con fines de mendicidad, matrimonios forzados o fraudulentos, fraude de servicios públicos, o pornografía," declaró el Director Ejecutivo de UNODC, Yury Fedotov al presentar el informe.

El informe destaca que, mientras que mujeres y niñas tienden a ser víctimas de trata de personas con fines de matrimonios forzados o explotación sexual; hombres y niños son explotados con fines de trabajos forzados en la industria minera, como maleteros, soldados o esclavos. Mientras que el 28 por ciento de las víctimas detectadas a nivel mundial son niñas y niños, en regiones como África subsahariana y América Central y el Caribe este grupo poblacional  conforma el 62 y 64 por ciento de las víctimas, respectivamente.

El señor Fedotov destacó el vínculo existente entre los grupos armados y la trata de personas, señalando cómo estos grupos cometen este delito en sus territorios de operación, forzando a mujeres y niñas a casarse o convertirse en esclavas sexuales, y obligando  a hombres y niños a realizar trabajos forzados o a ser combatientes. Nadia Murad, Embajadora de Buena Voluntad de UNODC para la Dignidad de los Sobrevivientes de Trata de Personas, ha relatado su dramática historia sobre los terroristas de ISIL que la capturaron junto a otras miles de mujeres Yazidis en Irak.

El informe de UNODC de 2016 incluye un capítulo temático que se enfoca en las conexiones entre la trata de personas, la migración y los conflictos.

"Las personas que huyen de la guerra y la persecución son particularmente vulnerables a la trata de personas," recalcó Fedotov. "La urgencia de su situación puede llevarlos a tomar decisiones migratorias peligrosas. El rápido aumento en el número de víctimas de trata de personas en Siria después del inicio del conflicto armado, parece ser un ejemplo de cómo se desenvuelven estas vulnerabilidades," agregó.

Datos incluidos en el informe señalan que la trata de personas y los flujos migratorios pueden confluir en los países de destino. Factores como la presencia de la delincuencia organizada transnacional en el país de origen y el perfil socioeconómico de la persona migrante pueden incidir en el incremento de la situación de vulnerabilidad frente a la trata de personas.

De igual forma, el informe de UNODC proporciona información sobre la multiplicidad de rutas para la  trata de personas, incluidas aquellas a nivel nacional, entre países vecinos y hasta entre diferentes continentes. Más de 500 rutas fueron detectadas entre 2012 y 2014. Por ejemplo, el informe hace mención a las víctimas que van de África subsahariana y Asia sudoriental hacia un gran número de destinos, reportándose su detección en 69 países durante el periodo de elaboración de este informe.

"Alrededor de 158 países -representando el 85 por ciento de los países- han criminalizado la trata de personas según las disposiciones del Protocolo [para prevenir, reprimir y sancionar la trata de personas]," agregó el señor Fedotov. "Esto representa una mejoría sustancial en comparación con  2003, cuando sólo el 18 por ciento de los países contaban con tales marcos normativos. Sin embargo, como se señala en el informe, el índice de sentencias condenatorias se mantiene muy bajo y las víctimas no siempre reciben la protección y los servicios que los países están obligados a proporcionarles."

El jefe de UNODC resaltó la imperante necesidad de invertir más recursos para identificar y asistir a las víctimas, así como en mejorar las acciones del sistema de justicia penal para detectar, investigar y procesar judicialmente con éxito los casos de trata de trata de personas.

El informe, producido por UNODC cada dos años, refuerza el vínculo entre el combate a este delito y el cumplimento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. En la Declaración de Nueva York adoptada durante la Cumbre para los Refugiados y Migrantes en septiembre pasado se enfatizó que refugiados y migrantes dentro de los grandes desplazamientos corren el riesgo de ser víctimas de trata de personas, y que los países necesitan combatir este delito y el tráfico ilícito de migrantes como parte de sus respuestas integrales al desarrollo y la migración.

Sigue el lanzamiento del informe en @UNODC y usando el hashtag #EndHumanTrafficking

Resumen Ejecutivo del Informe Global sobre Trata de Personas 2016

Descarga el informe completo

 

Para obtener más información, comunicarse con:

Carlos Gómez del Campo

Oficial de Información Pública, UNODC

E: carlos.gomezdelcampo@unodc.org

m m