UNODC plantea la necesidad de inserción laboral de mujeres con antecedentes penales

Ciudad de México, México, 28 de junio de 2017. El trabajo penitenciario debe ser un medio de preparación para las personas privadas de su libertad a fin de promover su integración en la comunidad y reinserción en el mercado laboral. De manera general a nivel mundial, la cantidad de prisioneros hombres es considerablemente mayor de la cantidad de mujeres privadas de la libertad que parece relativamente pequeña. Para el caso de México las mujeres en prisión representan únicamente el 5.14% de la población penitenciaria total. En ese sentido,  es común que a las mujeres en reclusión no se les brinden las mismas oportunidades o no se consideren de manera adecuada sus necesidades desde una perspectiva de género.

Con base en lo anterior, la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito en México (UNODC), co-organizó el foro "Inserción Laboral de personas con antecedentes penales: miradas y desafíos desde una perspectiva de género y derechos humanos" que se llevó a cabo el 28 de junio de 2017 en el Museo Memoria y Tolerancia de la Ciudad de México. El objetivo del evento fue generar un espacio de diálogo y reflexión sobre estrategias interinstitucionales en materia de trabajo y capacitación para la reinserción social y laboral de las mujeres privadas de libertad.

El foro fue realizado en colaboración con la organización Documenta, Análisis y Acción para la Justicia Social A.C. y el Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría S.J. de la Universidad Iberoamericana Puebla; y contó con la presencia de representantes de instituciones gubernamentales, organizaciones de la sociedad civil, academia, y medios de comunicación.

Durante el evento de inauguración, el señor Antonio Mazzitelli, Representante de UNODC en México, señaló que con frecuencia, las políticas y programas enfocados en la capacitación de las mujeres en prisión reproducen estereotipos de género lo que no contribuye a que puedan integrarse de manera efectiva al mercado laboral. La reinserción social es un factor fundamental para la prevención del delito. En palabras del señor Mazzitelli "más reinserción significa menos reincidencia".

En las distintas mesas y paneles se abordaron los temas de derecho al trabajo de las personas privadas de la libertad desde la perspectiva de género y derechos humanos; retos y buenas prácticas para el acceso al trabajo en la reinserción social; participación de la iniciativa privada en la inserción laboral de las personas liberadas, entre otros.

El evento tuvo como resultado propuestas concretas que se espera sean retomadas desde las instituciones públicas, privadas, académicas y organizaciones de la sociedad civil en beneficio de las mujeres en prisión.

Más información

Twitter: @UNODC_mx
Página: https://www.unodc.org/mexicoandcentralamerica/es/

  m m