File is not found

"Familias Fuertes" en Honduras

El primer país de la región centroamericana que adoptó el programa de prevención de "Familias Fuertes", después de la experiencia exitosa de Panamá, fue Honduras.

En octubre de 2011, UNODC-ROPAN llevó a cabo en el país el primer taller para facilitadores, realizado en estrecha coordinación con la Secretaría Ejecutiva del Consejo Nacional contra el Narcotráfico de Honduras (CNCN). 

Funcionarios del Programa Nacional para la Prevención, Rehabilitación y Reintegración Social (PNPRRS), el cual es responsabilidad de la Presidencia de Honduras, seleccionaron el programa "Familias Fuertes" como  un elemento integral para determinar los objetivos de su misión en el trabajo con padres y madres de familia.

A raíz de esto, UNODC-ROPAN brindó asistencia en la organización de un segundo taller introductorio de capacitación para futuros facilitadores del programa, actividad que fue liderada por el mismo PNPRRS.

En marzo de 2012, a continuación de este segundo taller introductorio, se llevó a cabo el  taller de capacitación, en el cual participaron 35 profesionales de diversas áreas tales como psicología, educación y sociología. Estos participantes fueron certificados como facilitadores del programa, con el fin de implementar el mismo en las comunidades del país.

En 2012, el programa se llevó a cabo exitosamente en nueve comunidades de Tegucigalpa, San Pedro Sula, La Ceiba, Municipio de Tela y de Puerto Cortés. Al final de ese año, 11 facilitadores fueron certificados como capacitadores y 23 nuevos facilitadores fueron capacitados para replicar el programa en otras comunidades.

Las fases de implementación del programa de "Familias Fuertes" coordinadas por UNODC-ROPAN concluyeron en marzo de 2013, con el cumplimiento del decimo taller del programa planeado.

Durante los 2 años de trabajo con el suporte de UNODC-ROPAN, aproximadamente 60 profesionales fueron capacitados, y 115 familias (más de 300 personas entre padres y adolescentes) de 10 comunidades se vieron beneficiadas por los excelentes resultados obtenidos durante la implementación del programa.

Desde entonces, el PNPRRS dispone de toda la experiencia y ha continuado desarrollando los talleres para familias en las comunidades como parte de estrategia de prevención.