File is not found

República Dominicana primer país en la región en adoptar las dos iniciativas de control de fronteras

...

La República Dominicana se ha convertido en el primer país en la región en unirse al UNODC- OMA Programa Global de Control de Contenedores (CCP) y el UNODC-OMA-INTERPOL Programa de Comunicación de Aeropuertos (AIRCOP) para mejorar la seguridad portuaria y aeroportuaria. El pasado jueves 10 de octubre se firmaron los memorandos de entendimiento a través del Ministerio de Interior y Policía con la UNODC, los cuales contemplan el establecimiento de Unidades Conjuntas de Control Portuario en los puertos marítimos de Haina y Caucedo así como un Grupo de Tareas Conjuntas de Interdicción Aeroportuaria en el Aeropuerto Internacional de Las Américas en Santo Domingo. Ambas iniciativas multi-agenciales apuntan a fortalecer las capacidades de detección, interdicción e investigación en los puertos y el aeropuerto.

La República Dominicana se ha tornado cada vez más vulnerable al tráfico ilícito de drogas  desde Sudamérica hacia Norteamérica y Europa así como otras actividades de la delincuencia transnacional organizada. Dada su ubicación geográfica, el país tiene una marcada importancia logística; sus puertos y aeropuertos se enfrentan cada vez más a amenazas significativas del crimen organizado.

Las Unidades Conjuntas de Control Portuario y el Grupo de Tareas Conjuntas de Interdicción Aeroportuaria fortalecerán el control de los contenedores en los puertos y los pasajeros en el aeropuerto. Adicionalmente, los programas mejorarán la coordinación, el análisis y el intercambio de información en tiempo real, compartirán recursos humanos y técnicos para evitar la duplicación de actividades y facilitarán el comercio exterior seguro y el tráfico licito de mercancías y personas. Se llevará a cabo en los próximos meses un programa de capacitación de dos semanas y se espera que las unidades conjuntas de control comiencen a operar a inicios de 2014.

CCP fue puesto en marcha por la UNODC y la OMA en 2006 para impulsar los esfuerzos de los países con respecto a la inspección y detección de mercancías ilícitas transportadas a través de contenedores marítimos. Desde su creación, el programa ha logrado resultados notables, con incrementos de efectividad en diversos países que van desde el 500% hasta más de 4000% en múltiples tipos de delitos. El programa ha experimentado una rápida expansión en América Latina, con éxitos significativos en las unidades de control de puertos en Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Panamá, Paraguay y más recientemente en los países caribeños de Guyana, Surinam y Jamaica.

Actualmente, CCP cuenta con más de 30 Unidades Conjuntas de Control Portuario en 18 países y estos están situados en las principales regiones productoras de drogas ilícitas, así como a lo largo de las rutas comerciales marítimas utilizadas para el transporte de drogas ilícitas, precursores químicos y mercancías falsificadas, ayudando así a mejorar la seguridad nacional, regional e internacional.

Por otro lado, en 2010 la UNODC, la OMA e INTERPOL unieron fuerzas para diseñar y ejecutar el "Programa de Comunicación Aeroportuaria: Establecimiento de comunicación operativa en tiempo real entre aeropuertos internacionales en África, Latinoamérica y el Caribe" (AIRCOP). El objetivo del programa es interrumpir las redes ilegales que están diseminando drogas y otros productos ilícitos en puntos de origen y/o tránsito, a través de iniciativas anti-narcóticos interconectadas y basadas en inteligencia.

Actualmente, AIRCOP cuenta con Grupos de Tareas Conjuntas de Interdicción Aeroportuaria operando en varios estados en África y está en una etapa temprana de implementación en Latinoamérica y el Caribe. Seguirá desarrollándose en los próximos meses en aeropuertos seleccionados de la región que siguen siendo explotados como un corredor para el crimen organizado y el tráfico de drogas.

 

Entrevista de televisión: