File is not found

Proyecto para la protección a Víctimas, Testigos, Denunciantes y demás Colaboradores en el Proceso Penal

El derecho de acceso a la justicia se encuentra protegido por distintos Tratados Internacionales. Su aplicación está condicionada a las capacidades de las instituciones públicas vinculadas a la justicia criminal para prestar un servicio eficiente de asistencia y protección para las víctimas y testigos del delito. Además, ciertas poblaciones tales como las mujeres, los niños, niñas y adolescentes, las personas con discapacidades físicas y mentales y la población LGBTI, entre otros, se encuentran en especial situación de vulnerabilidad. En este contexto, UNODC se erige como la agencia de las Naciones Unidas responsable de brindar asistencia técnica a los Estados Miembros, siguiendo las Directrices sobre justicia en asuntos que involucran a víctimas y testigos menores de edad

En este sentido, este proyecto tiene como principal objetivo fortalecer las competencias del Ministerio Público de la República de Panamá con vistas a garantizar la debida asistencia y protección para las víctimas, testigos, denunciantes y demás colaboradores del proceso penal. La implementación del proyecto tiene como objetivo inmediato la realización de un diagnóstico nacional de la Secretaría Nacional de Asistencia y Protección para las víctimas, testigos, denunciantes y demás colaboradores del proceso penal del Ministerio Público de Panamá (SENAPROVIT), lo que derivará en un plan de fortalecimiento de esta institución. A medio plazo, se prevé la implementación de un plan de fortalecimiento que tendrá, entre otros, un componente de protección de las víctimas. Finalmente, se elaborará un documento sobre la sostenibilidad del plan de fortalecimiento de la SENAPROVIT.

Considerando la importancia del tema de protección a las víctimas vulnerables, esta iniciativa prevé un componente específico para los casos de violencia doméstica. El objetivo en este punto  es dar cumplimiento a las recomendaciones formuladas por UNODC ROPAN en su Opinión Técnica Consultiva No. 009/2013, contribuyendo así al  diseño de políticas de protección a las víctimas directas e indirectas de este delito. En estos casos, una de las principales alternativas es la implementación del brazalete electrónico con tecnología dual en Panamá. De esta forma, se le facilitaría a la víctima un dispositivo similar a un teléfono celular para posteriormente recibir información continua sobre la posición del usuario del brazalete (agresor).