Bolivia y la UNODC inauguraron la sala de trabajo del Programa de Control de Contenedores

La Paz, 6 de febrero de 2019 (Naciones Unidas) - Hoy, en la Dirección General de Sustancias Controladas, fue inaugurada la sala de trabajo de la Unidad de Control Portuario (UCP) del Programa de Control de Contenedores (CCP). Este Programa mundial será implementado en Bolivia inicialmente en el Puerto Seco de Tambo Quemado en la frontera con Chile, por la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (FELCN) y la Aduana Nacional Boliviana.

El Ministro de Gobierno, Carlos Romero, el Viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Felipe Cáceres, el Comandante General de la Policía Boliviana, Gral. Rómulo Delgado, el Director de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico, Cnel. Maximiliano Dávila, la Presidenta de la Aduana Nacional, Marlene Ardaya, el Coordinador Regional para América Latina y el Caribe del CCP, Bob Van Den Berghe, el Coordinador del Consejo Nacional de Lucha contra el Tráfico Ilícito de Drogas (CONALTID), Sabino Mendoza, el Embajador de la Unión Europea, León de la Torre, el Ministro Consejero de la Embajada de la República Federal de Alemania en Bolivia, Adrian Seufert, y el Representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC por su sigla en inglés), Thierry Rostan, inauguraron la sala del UCP acompañados por representantes de los medios de comunicación.

A nivel global, la UNODC y la Organización Mundial de Aduanas (OMA) establecieron el Programa de Control de Contenedores con el objetivo de ayudar a los gobiernos a crear controles eficaces de contenedores, mediante el mejoramiento de las capacidades de las aduanas nacionales, las Policías y las autoridades encargadas de aplicar la ley. Estos controles servirán para prevenir el tráfico de drogas y otros ilícitos, así como para facilitar el comercio legítimo y aumentar los ingresos de los Estados.

El personal de la FELCN y la Aduana Nacional será entrenado y equipado para que su trabajo conjunto permita identificar perfiles de riesgo de los contenedores que puedan representar una amenaza en materia de tráfico ilícito de drogas, contrabando, productos falsificados, tráfico de armas de fuego y municiones, delitos contra la flora y vida silvestre, medicamentos fraudulentos, bienes no declarados y evasión fiscal, entre otros, con una interrupción mínima del comercio legítimo.

En el país, con el apoyo financiero de la Unión Europea, Alemania y Bolivia, la UNODC y la OMA fortalecerán las capacidades de los funcionarios que conformarán la UCP y se les dotará de herramientas informáticas y de equipamiento tecnológico de última generación y acceso a redes globales de comunicación para el intercambio de información e inteligencia en tiempo real.

Dicho equipamiento será empleado principalmente en el puesto aduanero de Tambo Quemado para interceptar el contrabando y las sustancias controladas (cocaína, marihuana, drogas sintéticas, precursores y otros). El equipamiento consta de pruebas de campo, un equipo de rayos X portátil, dos kits contra el contrabando conformados por distanciómetro, densitómetro, videoscopio y herramientas diversas. Además del mobiliario necesario, también se han adquirido equipos de informática y de seguridad y herramientas para fortalecer las labores de control e interdicción, como un identificador portátil de sustancias químicas.

Por su posición geográfica, Bolivia es un territorio estratégico para el paso de mercaderías provenientes de Brasil, Argentina y Paraguay con destino al Océano Pacífico, así como de Chile y Perú con destino a puertos del Océano Atlántico, cuyo destino por lo general es Europa o Asía. Si bien el país no cuenta con puerto marítimo, gran parte de su importación y exportación se lleva a cabo usando contenedores marítimos. Para el puerto seco de Tambo Quemado, por ejemplo, se estima que un 80% de los contenedores que se importan o exportan a través del puerto marítimo de Arica y el otro 20% tiene como origen o destino el puerto marítimo de Iquique, ambos en Chile.

En 2018, en materia de drogas, el CCP en América Latina logró la incautación de más de 51 toneladas de cocaína y 471 kg de cannabis. Entre otros resultados, se inspeccionaron 87 contenedores con una gran variedad de productos falsificados de marcas reconocidas, contrabando y productos no declarados. Además, se incautaron contenedores con precursores químicos, cigarrillos de contrabando, bebidas alcohólicas, Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) y evasión fiscal entre otros. Igualmente, se reportaron ocho casos de tráfico de armas de fuego.

El Programa de Control de Contenedores está presente en los principales puertos de 16 países de Latinoamérica y el Caribe: Ecuador, Guatemala, Guyana, Jamaica, Panamá, Paraguay, Surinam, República Dominicana, El Salvador, Perú, Argentina, Brasil, Cuba y Honduras. Recientemente, se han incluido como parte del Programa a Bolivia y Colombia. A nivel global, el CCP está operativo en más de 51 países.

*****

Este artículo se relaciona a los Objetivos de Desarrollo Sostenible 3 (Salud y Bienestar) y 17 (Alianzas para Lograr los Objetivos).

Más información: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/objetivos-de-desarrollo-sostenible/

Todas las historias