Alianzas para el desarrollo

 

Los desafíos actuales y el cambio transformador necesario para lograr el desarrollo sostenible requieren la acción colectiva de múltiples participantes. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible amplían oportunidades de alianza y compromiso con un grupo amplio de actores interesados, el sector privado, fundaciones, filántropos y la sociedad civil en general.

Las contribuciones voluntarias de los Estados Miembros, organizaciones multilaterales, el sector privado y otras fuentes constituyen la mayor parte -aproximadamente el 95%-, del financiamiento de la UNODC en apoyo al trabajo de la Organización relacionado con la fiscalización de drogas y la prevención del delito.

Las contribuciones voluntarias, principalmente de los Estados Miembros, están aumentando y van destinadas primordialmente para programas mundiales, regionales/nacionales o áreas específicas del mandato de la UNODC.

El financiamiento adecuado y previsible continúa siendo un reto de la UNODC para apoyar la Agenda 2030 y hacer frente a las demandas crecientes de los Estados miembros en sus esfuerzos para superar los retos que suponen el crimen organizado, el terrorismo y el tráfico de drogas con sus correspondientes consecuencias sanitarias y sociales.

Con el fin de diversificar sus fuentes de financiamiento, la UNODC comenzó a ampliar activamente su base de alianzas. Hace esto tomando en cuenta que la disponibilidad de recursos ordinarios del Fondo para Fines Generales de la UNODC es fundamental para mejorar la gestión basada en programas y resultados, la investigación, el apoyo a las normas técnicas de los Estados miembros, la orientación normativa y dirección estratégica.

En apoyo al ODS 17, la UNODC está firmemente comprometida a fortalecer las alianzas mundiales para lograr los ambiciosos objetivos de la Agenda 2030, reuniendo a gobiernos nacionales, aliados internacionales, la sociedad civil, el sector privado y otros actores. Por lo tanto, la ampliación de la base de alianzas de la UNODC no sólo se centra en mantener a los aliados públicos existentes, sino en explorar otros nuevos y lograr la participación efectiva del sector privado y la sociedad civil.