Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, sobre el Día Mundial de la Vida Silvestre

03 de marzo de 2021 – Los bosques del planeta albergan alrededor del 80% de todas las especies silvestres terrestres.

Contribuyen a regular el clima y a mantener los medios de vida de cientos de millones de personas.

Aproximadamente el 90 % de las personas más pobres del mundo dependen de algún modo de los recursos forestales, como es el caso, en particular, de las comunidades indígenas que viven en los bosques o sus proximidades.

Las comunidades indígenas se encargan de gestionar alrededor del 28 % de la superficie del planeta, donde se encuentran algunos de los bosques más intactos del planeta.

Los bosques proveen medios de vida e identidad cultural.

La explotación insostenible de los bosques perjudica a estas comunidades y contribuye a la pérdida de biodiversidad y a la perturbación del clima.

Cada año perdemos 4,7 millones de hectáreas de bosques, lo que equivale a una superficie mayor que Dinamarca.

La agricultura insostenible es una de las principales causas.

También lo es el tráfico mundial de madera, que en algunos países es responsable de hasta el 90 % de la deforestación tropical y que atrae a los grupos de delincuencia organizada más importantes del mundo.

El comercio ilegal de especies de fauna silvestre constituye otra amenaza, ya que aumenta la posibilidad de que aparezcan zoonosis como el ébola y la COVID-19.

Por eso hoy, Día Mundial de la Vida Silvestre, insto a los Gobiernos, a las empresas y a las personas de todo el mundo a que intensifiquen sus esfuerzos por conservar los bosques y sus especies autóctonas y a que presten atención a las voces de las comunidades forestales y les den su apoyo.

De ese modo ayudaremos a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible en beneficio de las personas, el planeta y la prosperidad.