Estrechamos lazos internacionales en beneficio de las personas privadas de la libertad

Ciudad de México, 06 de diciembre de 2021 – Las buenas experiencias y prácticas internacionales han mostrado que los programas de capacitación y empleo dentro de los centros penitenciarios ayudan a reducir la reincidencia delictiva y promueven la reinserción social.

La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) en México implementa la iniciativa “De-Vuelta a la Comunidad”, la cual brinda asistencia técnica para propiciar que las personas privadas de la libertad destinen su tiempo de internamiento a actividades en favor de la sociedad y adquieran habilidades laborales.

En el marco del proyecto, el Representante de UNODC en México, el Sr. Kristian Hölge; el Vicedirector del Departamento de Administración Penitenciaria de Italia, el Sr. Roberto Tartaglia; el Jefe de la Oficina Central de Trabajo Penitenciario de Italia, el Sr. Vincenzo Lo Cascio y el Agregado de Policía de la Embajada de Italia, el Sr. Luca Brioschi, realizaron una visita al Centro Varonil de Reinserción Social “Santa Martha Acatitla” para monitorear el progreso de las actividades de capacitación y empleos de utilidad pública.

“Desde que trabajo la jardinería las personas me ven diferente. Ya no soy solamente alguien que está en la cárcel, soy un trabajador que hace cosas por la colonia. Aquí estoy y quiero salir adelante”, compartió uno de los beneficiarios del programa.

Al participar en las actividades de utilidad pública, las personas privadas de la libertad obtienen un certificado que es integrado a su expediente y puede ayudar a reducir su tiempo de condena. La primera generación de esta iniciativa ya egresó del centro penitenciario y ninguno de los beneficiarios ha reincidido en el delito.

“Este programa demuestra que la seguridad no está peleada con un trato humano y sensible”, aseguró el Sr. Kristian Hölge durante la visita.

También como parte de esta iniciativa se llevó a cabo una Mesa de Trabajo de alto nivel entre la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México, la Embajada de Italia en México, el Ministerio de Justicia de Italia y UNODC.

Las instituciones participantes compartieron puntos de vista sobre las actividades realizadas hasta ahora y dejaron clara su disposición para llevar “De-Vuelta a la Comunidad” a otros países de la región.

La Jefa de Sección para América Latina y el Caribe de UNODC, la Sra. Hanny Cueva Beteta, expresó que “Uno de los elementos prioritarios de la reforma penitenciaria es apoyar el manejo eficiente de los centros de reclusión y especialmente la implementación de la Posición Común de las Naciones Unidas sobre el Encarcelamiento que, más que tratarse sobre cómo manejar la prisión, mira en torno a cómo se está aplicando el encarcelamiento”.

El Director Ejecutivo de Trabajo Penitenciario de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario de la Ciudad de México, el Sr. Aarón Sánchez Castañeda, puntualizó que “El programa se vio fortalecido durante la pandemia por el equipo de trabajo que se formó. Recibimos equipo para ampliar capacidades y producir cubrebocas que fueron proporcionados a la población penitenciaria”.

Por su parte, el Sr. Lo Cascio indicó que “Lo que está haciendo México se puede entender como una buena práctica y servir como ejemplo para lo que hagan el resto de los países de América Latina”.

“De-Vuelta a la Comunidad” seguirá sumando esfuerzos para beneficiar a más personas privadas de la libertad que cumplan con los requisitos para integrarse al programa. En los meses siguientes se planea expandir esta iniciativa para incluir trabajos de jardinería y mantenimiento en los zoológicos de Chapultepec y Aragón.

De esta forma UNODC implementa el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 16: Paz, justicia e instituciones sólidas.

***

Para más información, favor de contactar a:

Martha Orozco: martha.orozco@un.org

 

Vínculo de interés: