Declaración de San Salvador sobre "Turismo, Desarrollo y Seguridad para Todos"

Los Altas Autoridades de Turismo y de Seguridad de El Salvador, Guatemala, Belize, Honduras, Costa Rica, Panamá y República Dominicana reunidos, a instancias del Ministerio de Relaciones Exteriores de El Salvador, en la ciudad de San Salvador, El Salvador, en ocasión de participar en el Primer "Congreso Regional sobre Turismo, Desarrollo y Seguridad para Todos: un espacio para facilitar la seguridad ciudadana y turística en Centroamérica y la República Dominicana", realizado del 15 al 17 de noviembre de 2015.

 

Dicho Congreso se llevó a cabo gracias a la convocatoria realizada por el Gobierno de El Salvador y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), con el apoyo de la Organización Mundial del Turismo (OMT) en calidad de socio estratégico, con el objetivo de aunar esfuerzos, en el marco del Sistema de Integración Centroamérica, para fortalecer la seguridad ciudadana y el desarrollo regional y generar así un clima propicio para el desarrollo del turismo, así como de los destino turísticos de la región.

Durante el Congreso se realizó un fructífero intercambio de experiencias, luego del cual declaramos lo siguiente:

CONSIDERANDO

Que el turismo sostenible, como área transversal de los objetivos de desarrollo sostenible, constituye uno de los principales ejes estratégicos para fomentar el desarrollo humano y reducir loa pobreza en la región, apoyando las economías locales y regionales por medio de la generación de demanda de servicios y de empleo, así como generando ingresos y oportunidades para los diferentes sectores que comprenden el tejido social y contribuyendo a la protección de los bienes naturales y culturales patrimonio de la región.

Que el desarrollo de turismo en países de la región surge como una alternativa de desarrollo económico que colabora a salir de la pobreza desde perspectiva individual, familiar, y colectiva, que permite controlar el entorno y crear nuevas oportunidades, contribuyendo a solucionar los grandes retos a los que se enfrenta la sociedad.

Que el turismo es generador de divisas, apoya a la distribución de la riqueza ya que crea empleos y oportunidades de inserción productiva con equidad de género, para personas de diferentes edades y diferentes niveles de educación. El turismo colabora en los territorios que desarrolla, tanto en las zonas urbanas como en comunidades rurales alejadas y con escasas oportunidades de desarrollo.

Que el turismo fortalece el sentido de identidad, el orgullo local y el respeto a la diversidad cultural de los pueblos en los que se desarrolla, por medio del turismo se muestra una imagen positiva de los países, lo que motiva el deseo de conocer los diferentes destinos, propiciando las inversiones públicas y privadas en los territorios, así como un gran estimulador del consumo de los productos propios de los países.

Las oportunidades que se le presentan a la región centroamericana por su situación geográfica estratégica de gran valor turístico por su biodiversidad, riqueza natural, histórica y de convergencia de etnias y culturas; así como los avances logrados por los países centroamericanos y la República Dominicana son factores determinantes para la implementación de una cultura de seguridad ciudadana y desarrollo sostenible que incluye al sector turístico, mediante organismos como el Consejo Centroamericano de Turismo (CCT) de la Secretaría General del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), entre otros.

En la actualidad la región enfrenta grandes desafíos lo que hace necesario la intensificación de esfuerzos y la coordinación y comunicación inter-institucional e interregional a fin de promover y fortalecer redes, alianzas y métodos de intercambio de prácticas e información con el fin de garantizar la seguridad ciudadana y turística, así como de crear sinergias entre el sector público y privado para impulsar medidas integrales.

Las resoluciones A/RES/66/196 y A/RES/68/207 de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre Turismo Sostenible y Desarrollo Sostenible en Centroamérica respectivamente, en las cuales se destaca la valiosa función de la cooperación internacional se alienta a un mayor apoyo para la creación de capacidades en la región; la Declaración de Manila sobre turismo Mundial de 1980, en la que se reconoce la importancia del turismo y sus efectos directos para los países y para todos los sectores de la sociedad: la Declaración de Amman sobre la Paz mediante el Turismo el año 2000, donde se reconoce la actividad turística como vía para generar entendimiento entre culturas y como promotora de relaciones pacíficas; y la Declaración de Doha de 2015, especialmente en lo referente a la implementación de iniciativas para la prevención del delito, el fortalecimiento de las alianzas público-privadas para prevenir y combatir la delincuencia en todas sus manifestaciones, el intercambio de experiencias e información sobre las políticas y los programas que hayan logrado reducir el delito y la violencia por medio de políticas sociales y el fortalecimiento de Estado de Derecho.

ACORDAMOS

RECONOCER la contribución del turismo a los esfuerzos de nuestros países para alcanzar el desarrollo económico sostenible, particularmente en la creación de empleos dignos y decentes, la generación de ingresos, el desarrollo y encadenamiento productivo de las micro, pequeñas y medianas empresas por su efecto multiplicador y su excelente potencial para el crecimiento a largo plazo así como su importancia como un valioso instrumento en la integración y la amistad entre nuestros pueblos.

ESTABLECER acuerdos entre países de Centroamérica y República Dominicana que estén orientados a la prevención del delito y a la seguridad ciudadana para el desarrollo de todas las actividades y sectores turísticos de la región, así como para la implementación de acciones y programas cuyo objetivo sea fortalecer la seguridad ciudadana y turística en la región y la República Dominicana, posibilitando la creación de sinergias e intercambio de buenas prácticas con otras regiones.

APOYAR las acciones en el ámbito de las políticas públicas que realizan los Gobiernos Centroamericanos y de la República Dominicana, así como de organismos nacionales, regionales e internacionales, en la implementación de sus estrategias para el fortalecimiento de la seguridad ciudadana y el desarrollo sostenible, haciendo énfasis en el sector turismo.

FORTALECER la coordinación y cooperación inter-regional e institucional, especialmente en el desarrollo y fortalecimiento de estrategias nacionales para la prevención del delito y el fortalecimiento de la seguridad ciudadana y de la policía turística, adoptando para ello medidas de detección, identificación y atención de posibles riesgos, prevención y capacitación en temas como el intercambio de información, inteligencia, homologación de prácticas y procedimientos, entre otros, con el apoyo técnico de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

TRABAJAR conjuntamente en el fortalecimiento de los destinos turísticos de Centroamérica y República Dominicana, así como de áreas potenciales para el desarrollo turístico seguro y sostenible, detectando necesidades y brindando asistencia a las mismas, con el apoyo de la Organización Mundial del Turismo (OMT), la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), la Organización Mundial del Trabajo (OIT), y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

PROMOVER la estrecha colaboración que debe haber entre el sector público y el sector privado para el fomento de una actividad turística sostenible, que genere empleos, seguridad para todos, como para la identificación de polos turísticos emergentes, con la participación de los sectores privados y de la sociedad civil en general, a través de acciones y programas apoyados por agencias de cooperación y organismos financieros regionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otros.

FORTALECER la coordinación a fin de dar respuesta de carácter regional, integral y coordinada a los desafíos presentados en materia de seguridad ciudadana y turística, así como el desarrollo de mecanismos nacionales y regionales de medición que permitan establecer lineamientos base, marcos operativos y de implementación, indicadores de seguridad, que den cuenta de avances y resultados de las acciones que se implementen en seguridad ciudadana y turismo sostenible. Lo anterior por medio del desarrollo y puesta en práctica de un plan de acción con medidas concretas, que cuenten con la asistencia técnica de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC).

REAFIRMAMOS nuestro compromiso con la adopción e implementación de la hoja de ruta adjunta a esta Declaración, que sienta las bases para el establecimiento de una plataforma intra-regional que permita la coordinación de esfuerzos a nivel nacional, bilateral y multilateral que apunten a promover la seguridad ciudadana y el desarrollo sostenible en el contexto del turismo en la región, bajo la guía y la asistencia técnica de la UNODC.

EXPRESAR nuestro especial agradecimiento al Gobierno y al pueblo salvadoreño por ser anfitriones de este Congreso, el cual seguirá siendo un foro de discusión y apoyo en materia de seguridad y turismo para Centroamérica.

 

Para más información

Declaración de San Salvador sobre "Turismo, Desarrollo y Seguridad para Todos"