Concluye Diplomado para Especialistas Investigadores en Materia de Trata de Personas en República Dominicana

Santo Domingo, 30 de noviembre de 2021. En una ceremonia especial realizada en un céntrico hotel de República Dominicana concluyó el Diplomado Investigador Especialista en Trata de Personas y Explotación Sexual, un ambicioso proyecto de fortalecimiento de capacidades que formó a 304 personas, entre ellos 200 policías, 25 fiscales, jueces, psicólogos, trabajadores sociales y miembros de la sociedad civil.
La Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), a través de la Iniciativa TRACK4TIP, formó parte de este esfuerzo coordinado a través de la Misión Internacional de Justicia, Policía Nacional, Procuraduría General de la República, Consejo Nacional de la Niñez (CONANI), Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), entre otras organizaciones, gracias a los recursos y apoyo de los Estados Unidos.
La mesa de honor en el acto de clausura estuvo conformada por Jatzel Román, Viceministro de Asuntos Migratorios de Relaciones Exteriores; Yohana Bejaran, Titular de la Procuraduría Especializada de Trata y Tráfico (PETT); Mercedes Ceballos, del Ministerio de Interior y Policía; Mayrenis Cornielle, del Ministerio de Trabajo; Jatnna García, Oficial Política de la Embajada de Estados Unidos y José Monteiro, jefe de país de Misión Internacional de Justicia.
“Hemos remarcado la importancia del trabajo coordinado en el combate a la trata de personas; el trabajo coordinado es el camino para mejorar la respuesta penal frente al delito, colocando a las víctimas en el centro de nuestras acciones”, resaltó la Oficial de la Iniciativa TRACK4TIP en República Dominicana, Lissette Reyes, quien felicitó a cada participante por la culminación del programa de formación y hacerse eco del rol y mandato de la UNODC en la lucha contra la delincuencia organizada transnacional “y que sigan siendo ustedes quienes lideren los esfuerzos de combate a este delito en nuestro país”, señaló.
José Monteiro, jefe de país de Misión Internacional de Justicia en República Dominicana, quien preside actualmente la Coalición de la Sociedad Civil contra la Trata de Personas, expresó su satisfacción por el proceso: “No celebramos la conclusión del diplomado, sino el inicio de muchas acciones necesarias para continuar combatiendo la trata de personas, un crimen que afecta gravemente a los grupos más vulnerables, siendo el caso también de la República Dominicana, en donde mujeres y niñas son las víctimas principales de este delito”, dijo.  
Además, José Monteiro agradeció el apoyo recibido por el gobierno y UNODC y aprovechó para destacar el importante rol de la sociedad civil en el combate contra la trata de personas, pero, sobre todo, en la asistencia y protección a víctimas.
El Diplomado ofreció a los participantes la posibilidad de una doble certificación: permitir la formación policial y la formación de formadores con el objetivo de motivar la multiplicación del conocimiento y también de ampliar las bases técnico-teóricas con actualizaciones en el futuro cercano.
“Estamos seguros de que a partir de esta formación seremos verdaderos colaboradores de transformación, con ojos y oídos atentos hacia fenómenos criminales que devastan vidas. Esperamos que a este diplomado se sumen muchos más para así contrarrestar cualquier tipo de explotación de vidas humanas, especialmente de mujeres y de nuestra niñez”, dijo Licurgo Cruz, de la Policía de Santiago de los Caballeros.
República Dominicana es un país de origen, tránsito y destino para la trata de personas.  De acuerdo con informe anual, emitido por el Ministerio de Relaciones Exteriores (MIREX), durante el 2020 se identificaron 83 víctimas de trata de personas, de las cuales 42 fueron adultas y 41 menores de edad. Según lo descrito en el informe elaborado por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito, y a la par con lo presentado por el informe MIREX, las investigaciones y modalidad con mayor tendencia identificada en el país es la de explotación sexual, razón por la que el Diplomado culminado es de suma importancia y relevancia para continuar apoyando los esfuerzos gubernamentales de identificación y combate a este delito.    

Sobre el programa TRACK4TIP
TRACK4TIP es una iniciativa de tres años (2019-2022), implementada por la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), con el apoyo de la Oficina del Departamento de Estado de los Estados Unidos para Monitorear y Combatir la Trata de Personas / JTIP.
El proyecto beneficia a ocho países de América del Sur y el Caribe con acciones nacionales y regionales en Ecuador, Perú, Brasil, Colombia, República Dominicana, Trinidad y Tobago, Curazao y Aruba.
El objetivo general del proyecto es mejorar la respuesta de la justicia penal regional a la trata de personas, en los flujos migratorios de los países beneficiarios a través de un enfoque multidisciplinario y centrado en las víctimas, con acciones a nivel regional y nacional para identificar, prevenir y procesar casos.
Esta nota de prensa fue posible gracias al apoyo del Departamento de Estado de los Estados Unidos, en virtud de los términos del Acuerdo Nº SSJTIP19CA0027. Las opiniones expresadas en el son las de su(s) autor(es) y no reflejan necesariamente los puntos de vista del Departamento de Estado de los Estados Unidos.