Integrarte se fortalece e inaugura puestos de venta

La primera marca penitenciaria de Panamá "IntegrArte", la que fue concebida e implementada con el apoyo de UNODC, cumplió un año como programa de reinserción social y lo celebró inaugurando un puesto de venta en la sede la Dirección General del Sistema Penitenciario (DGSP).

A este local se suman los puestos ya inaugurados en las cadenas de almacenes Madison Store y Steven´s, mientras que la próxima semana se inaugurará otro en la sede del Ministerio de Gobierno, donde se venderán artesanías, pulseras, bolsos, y otros productos confeccionados en los cinco talleres de IntegrArte dentro de las prisiones panameñas.

Durante el acto de inauguración Armando Medina, Director General del Sistema Penitenciario, señaló que "se siente orgulloso que IntegrArte cumpla un año como programa de reinserción y aseguró que la DGSP seguirá impulsando este proyecto que ha permitido dar a conocer el arte de las personas privadas de libertad, tanto a nivel nacional como internacional".

IntegrArte se presentó en diversos eventos nacionales, como ferias, el Fashion Week Panamá, así como en la Jornada Europea de Desarrollo (EDD, por sus siglas en inglés), que se realizó en Bruselas, del 7 al 8 de junio del año en curso.

Sharon Díaz, Subdirectora General del Sistema Penitenciario, señaló que IntegrArte "más que una marca penitenciaria, es un proyecto de reinserción que fortalece las capacidades, el talento y el arte que tienen las personas privadas de libertad".

María Noel Rodríguez, coordinadora de equipo de prisiones de la Oficina Regional de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC ROPAN), indicó que "la marca penitenciaria ha permitido fortalecer la dignidad de los hombres y mujeres privados de libertad y constituye un proyecto, que al favorecer la reinserción social, colabora en el mejoramiento de la seguridad pública"

Rodríguez agregó que UNODC seguirá apoyando los programas de reinserción social, en particular IntegrArte en el marco del Programa de la Declaración de Doha. Así mismo agradeció el apoyo de la Embajada de los EEUU cuyos fondos permitieron la adquisición  de los stands que se inauguraron.

Prueba del impacto del programa es el testimonio de una ex privada de libertad que participó de IntegrArte, y que ahora trabajará en la atención de los stand, quien expresó que el proyecto le permitió crecer como ser humano y adquirir habilidades para vivir en libertad.  

La primera marca penitenciaria se desarrolla en los centros penitenciarios de David, La Joya, Nueva Joya, Penonomé y el Centro Femenino de Rehabilitación beneficiando a más de 100 personas privadas de libertad.