Taller de prevención de consumo de drogas en niños y adolescentes en Panamá

Panamá, 22 de junio de 2022. “La prevención debe ser un compromiso de todos”, expresó una de las 25 unidades de la Policía Nacional que participaba del taller de prevención de consumo de drogas en niños y adolescentes ofrecido por la Sección de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC). Otros participantes hablaron del impacto positivo que tienen las charlas de prevención que brindan a los más jóvenes de las comunidades de alto riesgo social en las que trabajan. Y para hacer más evidente la efectividad de estos programas, entre los asistentes se encontraba un joven que actualmente es profesor de inglés y que ofreció un testimonio de cómo su vida dio un giro debido a que participó activamente de las actividades de prevención de consumo de drogas.
Este taller, en el que participaron, en su mayoría, unidades de la Policía de Niñez y Adolescencia fue impartido por el Dr. Wadih Maalouf de la Sección de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de UNODC y se llevó a cabo los días 21 y 22 de junio gracias al apoyo de INL Panamá.
“Sabemos que la labor de prevención para proteger a los niños, niñas y adolescentes de las vulnerabilidades propias de la etapa de su desarrollo y del entorno ambiental en el que se encuentran es una tarea de día a día y que involucra a varios sectores, salud, educación, sector social, sociedad civil, agentes de la ley, entre otros”, manifestó Melva Ramírez, coordinadora de los programas de prevención de la Oficina Regional de UNODC.
El papel de la aplicación de la ley en la prevención y la salud pública; lo que se necesita en términos de hitos de desarrollo en diferentes edades según la ciencia de la prevención y el uso de sustancias en las escuelas como un problema de salud pública versus seguridad pública fueron algunos de los temas tratados en la agenda de trabajo.
La Sección de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de la UNODC apoya a los Estados miembros al momento de abordar el consumo de drogas y los trastornos por consumo de drogas como cualquier otra condición de salud, es decir, aplicando estrategias de prevención del consumo de drogas y proporcionando servicios de tratamiento, atención sanitaria, protección social y rehabilitación, incluso para los niños y los adolescentes, sobre la base de pruebas científicas, derechos humanos y consideraciones de género.